Haro, el Barrio de las bodegas: Viña Tondonia, Bodegas Muga, vino CVNE…

Bodegas de Haro

Durante toda la historia del vino las bodegas se han ubicado en lugares que los vitivinicultores han considerado privilegiados.

Son diversos los factores que les influyen a la hora de elegir los mejores enclaves para sus viñedos e instalaciones. Algunos de los más destacados son la calidad de los suelos de la zona, el clima o la facilidad para transportar y distribuir la mercancía. Es por esto que muchas veces las bodegas se han emplazado en las proximidades de ríos o de vías de comunicación importantes: por ejemplo en Valle del Loira, en el Valle del Ródano o cerca del Garona en Francia; en el Duero y el Ebro en España…

Si nos fijamos atentamente en el caso concreto de La Rioja vemos que esta es una zona con una larguísima tradición vitivinícola. La Rioja es recorrida por el río Ebro y sus suelos y su clima son óptimos para el cultivo de la vid.

La larga tradición vitivinícola de La Rioja arranca con los romanos y los fenicios. Después, durante la Edad Media se mantiene sobretodo gracias a los diversos monasterios de la zona que la siguen trabajando y que desarrollan mejoras para su cultivo y, en siglo XV, empiezan a comercializar los excedentes de vino hacia puertos cantábricos. Posteriormente, en el siglo XVIII en aras de facilitar el tránsito de vino hacia las provincias vascas y cantábricas, se construye una carretera que atraviesa el Ebro en su paso por Las Conchas de Haro. Más adelante, en 1863 el ferrocarril Castejón-Bilbao así como la estación de Haro se hacen realidad y, gracias a esta nueva vía de comunicación, las ventas nacionales del vino riojano, las exportaciones y consecuentemente su producción, pueden crecer sin precedentes.

Fue entonces, durante la segunda mitad del siglo XX, cuando El Barrio de la Estación de Haro empieza a tomar forma. Además, esto coincide con la aparición de las enfermedades criptogámicas de la vid en el viejo mundo, llega el Oídio y el Mildiu, así como también la filoxera. Los primeros focos de estas plagas se localizan en Francia y en pocos años estos parásitos arrasan cosechas y parte del viñedo francés. Esto provocó un éxodo de bodegueros y negociats en busca de oportunidades hacia zonas que aún no habían sido afectadas. Es a partir de ese momento cuando se empiezan a crear centros de exportación, almacenes y bodegas alrededor de la estación de Haro.

Viña Tondonia

Algunas de esas bodegas siguen hoy en día erguidas en el mismo emplazamiento que antaño. Actualmente, en el Barrio de la Estación de Haro, hay concentradas el mayor número de bodegas centenarias del mundo. Todas ellas tienen como epicentro la estación de ferrocarril y fueron fundadas entre finales del siglo XIX y principios del XX.

Las bodegas allí ubicadas se ven fuertemente influidas por la tradición francesa. Esto se aprecia en la arquitectura de sus edificaciones, con grandes muros para proteger los vinos de las condiciones meteorológicas externas adversas, o en las técnicas de elaboración que adoptaron los riojanos de los vecinos del norte, por ejemplo en el embotellar los vinos después de que estos pasen por una crianza en barrica.

Vino CVNE

Herederas de esta tradición, de las que hoy siguen en el barrio de Haro, la primera en instalarse es López de Heredia Viña Tondonia (1877). Dos años después se funda la Compañía Vinícola del Norte de España, conocidas como vino CVNE (1879) y unos años más tarde Bodegas Gómez Cruzado (1886), Bodegas la Rioja Alta SA (1890) y Bodegas Bilbaínas (1901). Finalmente, ya a principios del siglo XX, Bodegas Muga traslada su sede del centro de la ciudad al Barrio de la Estación (1932) para poder también disfrutar de las ventajas de tener la estación próxima a la bodega.

Bodegas Muga

Todas ellas, Viña Tondonia, CVNE, Bodegas Muga, Bodegas López Cruzado, Bodegas Rioja Alta y Bodegas Bilbaínas tienen una larga experiencia en la elaboración de grandes vinos y son claro exponente del buen hacer y de cómo adaptarse a los cambios constantes. Hacer una visita a El Barrio de la Estación de Haro o probar los vinos de las bodegas allí asentadas es indispensable si queremos conocer mejor la historia de una zona única en sus vinos, La Rioja.

  • Viña Tondonia Reserva 2006

    Vino tinto Reserva. 72 meses en barrica de roble americano. Bodega: Viña Tondonia. D.O.Ca. Rioja. (La Rioja) Variedad: Garnacha Tinta, Tempranillo, Mazuela y Graciano.

    25,65 $
    6x
    24,36 $/u
    -5%
    Unidades
    Comprar
    ¡Disponible sólo en Internet!
  • Muga Prado Enea Gran Reserva 2010

    Vino tinto Gran Reserva. 48 meses en barricas de distintos tipos. Bodega: Muga. D.O.Ca. Rioja. (La Rioja) Variedad: Garnacha Tinta, Tempranillo, Mazuela y Graciano.

    47,07 $
    Unidades
    Comprar
    ¡Disponible sólo en Internet!
  • Cune Imperial Reserva 2014

    Vino tinto Reserva. 24 meses en barrica de roble francés y americano y 12 meses en botella. Bodega: CVNE. D.O.Ca. Rioja. (La Rioja) Variedad: Mazuela, Graciano y Tempranillo.

    22,98 $
    Unidades
    Comprar
    ¡Disponible sólo en Internet!

Acerca de Decántalo

Somos la tienda con el mejor catálogo online de vino español. Buscamos constantemente las últimas novedades, las botellas más especiales para que disfrutemos juntos del apasionante mundo del vino. ¿Compartes nuestra pasión por el vino?
Esta entrada fue publicada en Bodegas, Curiosidades, Rioja and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario