Un paseo por los vinos de Loira. – Parte 2

Hace unos días comenzamos un recorrido por una de las zonas más interesantes y bonitas de Francia, el Valle del Loira, que es su tercera región vinícola más grande en extensión.

Recorrimos el Bajo Loire y ahora continuaremos viajando por el cauce del río, pues nos esperan dos zonas muy interesantes por conocer.

Chateau del Valle del Loira

En el Loire Medio destacan tres regiones: Anjou, Saumur y Touraine. Es aquí donde podemos encontrar los paisajes más elegantes e impresionantes de toda Francia y donde la variedad Chenin Blanc es la reina definitiva. Despuntan los vinos espumosos y los tintos tienen más presencia, destacando los elaborados con Cabernet Franc.

En esta región el clima es más templado, las estaciones están más definidas y el entorno es más hospitalario.

Curiosamente en Anjou, la mitad de la producción vinícola la conforman los vinos rosados que se elaboran con Cabernet Franc y Cabernet Sauvignon y con una variedad local que vale la pena buscar si eres un geek del vino, la Grolleau, que da lugar a vinos con aromas de rosas, bayas rojas y plátanos.

En Anjou también se elaboran vinos dulces de Chenin Blanc, la reina de la zona, y muchos de ellos con presencia de Botrytis Cinerea o “podredumbre noble”, que están calificados como Grands Crus.

Como ya hemos mencionado, el Valle del Loira es una región vinícola extensa y dispersa. Los viñedos que están cerca de la orilla derecha del río, en la región del Loire Medio, tienen suelos de pizarras, esquistos y arcilla que aportan al vino estructura, acidez y mineralidad equilibradas y sabores concentrados que recuerdan a las flores de tilo, anís, pera, limón confitado y avellanas.

Es aquí donde la expresión de los espumosos gana terreno, como sucede en la denominación Anjou Mousseaux AOP, donde se elaboran espumosos de Chenin Blanc, y de Cabernet Franc y Cabernet Sauvignon para los rosados.

En Crémant de Loire AOP, se elaboran espumosos de Chenin Blanc y Chardonnay y espumosos rosados con variedades similares a las de los Anjou Mousseaux. A diferencia de los Anjou, los Crémant a menudo envejecen con sus lías y se embotellan a mayor presión, lo que genera más burbujas que en los Mousseaux.

Saumur es la principal elaboradora de espumosos del Valle del Loira. Sus parcelas cuentan con suelos de piedra caliza que aportan la acidez que las uvas necesitan para la elaboración de estos burbujeantes vinos hechos principalmente con Chenin Blanc, pero también con Chardonnay y Sauvignon Blanc, que dan lugar a espumosos Crémant y Mousseaux con notas de frutas de hueso frescas, almendras y un matiz avainillado, cuya calidad planta cara a los famosos espumosos de la Champaña.

También se elaboran con Chenin Blanc algunos vinos dulces de vendimia tardía.

En Saumur-Champigny AOP se producen los mejores vinos tintos del Loira. Esta zona tiene un microclima cálido con parcelas de suelos calcáreos que dan lugar a tintos elaborados con Cabernet Franc que son terrosos y especiados, de tanino sedoso y notas de violetas.

Una zona a destacar y de reciente creación es Touraine Noble-Joué AOP.

Existen evidencias de que los vinos de esta denominación, de suelos de piedra caliza, arcillas calcáreas y arcillas silíceas, se sirvieron en la corte del rey Luis XI, quien era además gran admirador de su vin gris, un vino rosado pálido tradicional de la región. Touraine Noble-Joué fué muy popular en el siglo XIX pero también fue objeto de muchos problemas del pasado: filoxera, guerra, expansión urbana… que la llevaron al olvido.

Un grupo de viticultores retomó la solicitud de su estatus como AOP (Appellation dOrigine Protégée) y gracias a ello hoy en día su vin gris vuelve a estar presente en las mesas de Tours. Un vino delicado, lleno de aromas de cerezas y fresas, que se elabora con Pinot Noir, Pinot Meunier y Pinot Gris.

Vouvray es una región del Valle de Loira donde predominan los suelos de tuffeau (tiza blanca) que son ideales para el cultivo de la Chenin Blanc y el Cabernet Franc, las variedades insignia, y que dan lugar a sus famosas interpretaciones de los vinos de Chenin Blanc, con una longevidad asombrosa.

En esta misma clase de suelo de tuffeau se asientan St Nicolás de Bourgueil, Bourgueil y Chinon, que ofrecen los vinos tintos más sedosos y delicados de la región, con una gran capacidad de envejecimiento. Vinos de calidad que están absurdamente infravalorados.

Llegamos a la zona más pequeña de las tres, el Alto Valle del Loira.

El Loira Superior comienza más o menos a la altura de Orléans. Es la fracción más oriental del Valle del Loira, hogar de las denominaciones más famosas de la región a nivel mundial: Sancerre y Pouilly-Fumé, y donde la Chenin Blanc cede su protagonismo a la Sauvignon Blanc.

Esta zona presenta más similitudes con Chablis, en la Borgoña, que con sus hermanos, los dos primeros tercios del Valle de Loire. Su clima es semi-continental y presenta amplias diferencias térmicas entre el día y la noche. Sus suelos varían, identificándose tres clases principales:

Terre Blanche: que es una mezcla de arcilla, piedra caliza kimmeridgiana (como la existente en Chablis, en parte de la Champaña y en los acantilados blancos de Dover) y conchas de ostras.

Caillottes: suelos pedregosos calizos.

Y los suelos de sílex, que aportan una nota ahumada y de pierre à fusil (pólvora) a los vinos, que es característistica de esta región.

Se elaboran vinos blancos con las variedades Sauvignon Blanc y Chasselas, una uva histórica de la zona, Pinot Gris y Sacy, y tintos de Pinot Noir y Gamay.

Sancerre AOP, ubicada en el extremo oriental del Valle del Loira, es reconocida internacionalmente por sus vinos de Sauvignon Blanc, que a menudo eclipsan a los tintos elegantes de Pinot Noir que también ahí se elaboran.

Pouilly-Fumé es otra famosa región del Valle del Loira donde destacan los vinos con notas ahumadas y cuyas uvas, de la variedad Sauvignon Blanc, provienen de parcelas con suelos de sílex.

Una de las regiones por descubrir, y que ha sido reconocida oficialmente apenas en 2011, es Châteaumeillant AOP.

Es el viñedo más central de Francia y la Appellation dOrigine Protégée más pequeña del Loira. Produce vinos tintos llenos de sabores de bayas del bosque frescas y finales especiados, que se elaboran con Gamay y Pinot Noir que provienen de parcelas de suelos de arenisca y sílice de arcilla, así como rosados de Pinot Gris con notas de nectarina y frutos rojos.

Es difícil intentar resumir toda la complejidad y diversidad que reúnen los vinos del Loira. La calidad de sus vinos va de la mano con la belleza del entorno en el que nacen.

No por nada, en el año 2000, el Valle del Loira fue declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Viajar siguiendo el cauce del río Loira, con paisajes de ensueño y decenas de castillos de cuento, rodeados de viñedos y buena gastronomía, es el mejor pretexto para continuar descubriendo estos tesoros vinícolas tan bien guardados que tiene el corazón de Francia. ¡Y que tiemblen Burdeos, Borgoña y la Champaña!

Acerca de Decántalo

Somos la tienda con el mejor catálogo online de vino español. Buscamos constantemente las últimas novedades, las botellas más especiales para que disfrutemos juntos del apasionante mundo del vino. ¿Compartes nuestra pasión por el vino?
Esta entrada fue publicada en Denominaciones, Valle del Loira and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario