Las garnachas de la Terra Alta, entre las mejores del mundo

La garnacha, uva de origen ibérico, es una variedad que está presente prácticamente en todo el mundo vinícola y que ha sido capaz de ganar fama y reconocimiento dondequiera que va. 

Grenache, garnacha, garnatxa, cannonau, lledoner, vernatxa …  son solo algunos de los nombres que recibe dependiendo de la zona en la que se cultive y la podemos encontrar tinta, blanca, roja, gris, peluda…  Tanta riqueza da lugar a vinos versátiles y muy bien valorados que tienen un epicentro a destacar: la Denominación de Origen Terra Alta, donde esta variedad es la reina absoluta y donde nacen algunos de los vinos más reconocidos y premiados a nivel mundial. 

Paisaje de viñedos en la Terra Alta

La Denominación de Origen Terra Alta está ubicada al sur de Cataluña, entre el río Ebro y la frontera con Aragón, este último es considerado el lugar de nacimiento de la garnacha en España. En esta Denominación de Origen los suelos son ricos en calizas y pobres en materia orgánica y hay un clima mediterráneo predominante, pero con gran influencia continental debido a sus fríos inviernos. Una de las singularidades de la Terra Alta es el perfecto equilibrio entre sus dos vientos dominantes: el Cierzo, que proviene del noroeste, y la garbinada, un viento cálido que proviene del sur. 

El Consejo Interprofesional de los vinos del Rosellón creó en el año 2013  el concurso Grenaches du Monde dedicado exclusivamente a esta cepa, la garnacha, con el objetivo de promocionar los vinos de calidad elaborados con cualquiera de las variedades de garnacha existentes en el mundo para estimular su consumo y ayudar a los clientes a elegir vinos de garnacha con un sello que distinga su calidad. 

Este certamen ha contribuido también a dar a conocer la extraordinaria calidad de los vinos de garnacha de la DO Terra Alta que año con año consolida su participación y, no solo eso, sino que también ocupa un destacado puesto en el medallero situándose al nivel de grandes elaboradores de garnachas como la región de Aragón, en España y los de la región del Rosellón, en Francia

Si aún no has probado los extraordinarios vinos de garnacha que se elaboran en la DO Terra Alta, te ofrecemos una pequeña pero representativa muestra donde, además de encontrar vinos sabrosos y elegantes, también te sorprenderás por su extraordinaria relación precio-calidad. Son vinos que vale la pena conocer, disfrutar y compartir. ¿Te animas? 

4 vinos de la Terra Alta que no te puedes perder 

LaFou El Sender 

LaFou El Sender

Si bien no es un monovarietal de garnacha, la presencia de esta variedad en su coupage es mayoritaria y se complementa con la presencia de un pequeño porcentaje de la uva syrah y de la variedad morenillo, cepa autóctona de la región. LaFou El Sender es un tinto fresco, redondo, sabroso y un claro ejemplo de lo que significa una extraordinaria relación precio-calidad. ¡Un imperdible! 

Señora Carmen 

Señora Carmen

Vins del Tros es una joven bodega dirigida por dos amigos de la infancia y apasionados del vino que desde 2009 trabajan con el objetivo de dar a conocer las variedades autóctonas de la Terra Alta con todo su potencial. Señora Carmen es un vino tinto que les ha dado muchas satisfacciones. Un monovarietal de garnacha tinta con crianza, siempre muy bien considerado y recientemente nombrado como el mejor vino tinto de Cataluña. ¿Te animas a probarlo?  

Bàrbara Forés Abrisa’t 

Bàrbara Forés Abrisa't

Un vi brisat es una elaboración tradicional de la Terra Alta que consiste en hacer vinos blancos a través de un proceso similar al que se sigue para los vinos tintos, es decir, el mosto permanece en contacto con las pieles de las uvas. Actualmente a los vinos elaborados de esta manera se les conoce como orange wines. Bàrbara Forés recupera este método tradicional para elaborar un vino blanco con maceración pelicular de lo más elegante. Bàrbara Forés Abrisa’t es un vino blanco que sorprende: voluminoso, fresco y bien estructurado. ¡Una joya! 

Herència Altés La Serra Blanc 

Herència Altés La Serra Blanc

Herència Altés es una joven bodega que nace en el año 2010 como fruto del esfuerzo de Núria Altés para continuar con el legado familiar de la elaboración de vino, pero implementando un estilo cuidado y elegante, sello que imprime en todas y cada una de sus elaboraciones. Es en Herència Altés La Serra Blanc donde se manifiesta en todo su esplendor la garnacha blanca y se elabora únicamente en las mejores añadas. Un vino blanco largo, complejo y con una deliciosa concentración de fruta blanca. ¡La elegancia! 

Esto es solo una pequeña muestra de los vinos de garnacha que puedes encontrar en la Terra Alta, una denominación de origen de cuyas elaboraciones, sean de garnacha o no, te vas a enamorar.

Esta entrada fue publicada en Zonas de elaboración and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario