Merlot, una dama elegante y seductora

Habitualmente a la sombra de la cabernet sauvignon, la uva merlot ha sabido hacerse de un lugar primordial en la viticultura mundial gracias a su protagonismo en pocos pero exclusivos mostos que han dado lugar a algunos de los vinos más míticos, caros y deseados del planeta.

Vinos con uva merlot

Se dice que el origen del nombre de esta variedad proviene de la traducción de “merlau”, que significa “pequeño mirlo” y que hace referencia a ese pájaro, que tiene cierta predilección por las bayas maduras y golosas de merlot y porque además el color azul-negro del ave coincide con el de esta uva.

La merlot es producto del cruce entre las cepas cabernet franc y magdeleine noire des charentes, por lo tanto podría decirse que es “hermana” de la cabernet sauvignon, variedad con la que se le encuentra habitualmente en coupages y a la que tanto se parece, a tal grado que en una cata a ciegas muchas veces se les confunde.

Hay más de 60 maneras o sinonimias con las que le conoce a esta variedad, por ejemplo: alicante noir, bigney, black alicante, blauer merlot, bordò, crabutet, crabutet noir, hebigney, médoc noir, merlau, merlot black, merlot blau, merlot crni, merlot nero, merlot noir, merlott, merlou, picard, pikard, plant médoc, sémillon rouge, vidal, vitraille…

¿Cómo es la uva merlot?

Nació en Burdeos, Francia, donde es la cepa más plantada. En Saint-Émilion y Pomerol es la protagonista de sus grandes vinos y en el Médoc forma parte importante del famoso coupage bordelés.

Suele crecer en los mismos climas que las variedades cabernet sauvignon, cabernet franc, malbec o petit verdot.

Es una de las tres uvas más plantadas en el mundo y la podemos encontrar en infinidad de países como España, Italia, Portugal, Estados Unidos, Argentina, Australia, Nueva Zelanda o Chile, inclusive en lugares tan inimaginables como Argelia o Chipre.

Esta vid tiene bayas pequeñas y ovaladas, con hollejos gruesos de color azul-negro que se desprenden con dificultad y con hojas grandes que se componen por cinco lóbulos bien definidos que crean una forma pentagonal.

La variedad merlot es de maduración precoz, pero de fácil cultivo pues se adapta a distintas clases de suelos. A esta uva le gusta el fresquito, que es donde se expresa y desarrolla mejor. En sitios donde la temperatura es calurosa suele perder su acidez y equilibrio tánico.

Por otra parte es una cepa que cuenta con una relativa resistencia a las enfermedades pero que es sensible a las heladas y a la botrytis en la maduración y sobremaduración.

¿Cómo son sus vinos?

Los vinos de merlot cautivan por sus expresivo aroma y sabor a grosellas y cerezas negras, sus suaves y flexibles taninos y un final que nos recuerda al chocolate.

En climas cálidos la variedad da lugar a vinos tintos que suelen ser más afrutados, de taninos refinados y con aromas que recuerdan a las cerezas, frambuesas y violetas. Son vinos secos pero voluptuosos y llenos de fruta, acompañados de notas especiadas y de un delicioso toque de chocolate y café moca.

En climas fríos, los preferidos por esta uva, se originan vinos más estructurados con una delicada nota terrosa y que recuerdan a los frutos rojos y negros pero ligeramente más ácidos. En nariz presentan una mayor complejidad dando lugar a aromas florales que recuerdan a las violetas, notas balsámicas y matices que nos remiten a las trufas y al sotobosque. Suelen ser menos concentrados y ofrecen una agradable pincelada de chocolate o regaliz.

A menudo esta uva se utiliza en coupages con las variedades cabernet sauvignon y cabernet franc (el famoso coupage al estilo Burdeos) pues suaviza y equilibra los taninos y procura un aporte de fruta a los vinos resultantes.

Se suele decir que la variedad merlot aporta la parte femenina a los coupages que contienen cabernet sauvignon, es decir, contribuye a suavizar el potente tanino de la cabernet y aporta sutileza y elegancia con su carácter afrutado y su tacto de terciopelo.

Es una uva elegante y sensual. Y más que roles femeninos o masculinos nos gustaría decir que son como el Ying y el Yang, dos fuerzas opuestas, interdependientes y complementarias y que pueden transformarse en sus opuestos, por ello pueden confundirse entre sí. Tener la fortuna de encontrar vinos que contengan el equilibro perfecto de estas dos grandes variedades en un mismo coupage constituye un exquisito placer.

Algunas curiosidades en torno a la variedad merlot

Durante el siglo XIX se llevaron a Chile injertos que provenían de Burdeos y que se creía eran de cepas de merlot, sin embargo, estudios realizados en 1994 por un investigador llamado Jean Michel Boursiquot descubrieron que se trataba de otra variedad completamente diferente, la que hoy conocemos como carménère y que se ha convertido en la uva insignia de los vinos que se elaboran en este país sudamericano. Las vides de carménère tienen unas hojas que son prácticamente idénticas a las de las cepas de merlot.

En la década de los 90, los vinos elaborados con merlot en California contaban con una mala reputación debido a sus características de suavidad, inconsistencia y porque rayaban en la dulzura. Luego, “gracias” a la famosa película “Sideways”, traducida como “Entre copas”, el declarado desdén de uno de los personajes hacia la uva merlot ocasionó que sus ventas cayeran y que su imagen se deteriorara aún más, mientras que los vinos elaborados con la variedad pinot noir, favorita del protagonista, aumentaron su comercialización.

Aunque amada por unos y subestimada por otros, es innegable que el discreto papel de la variedad merlot, que a menudo permanece en segundo plano, ha dado lugar a algunos de los vinos más deseados y caros del mundo en los que finalmente se ha convertido en protagonista absoluta, por ejemplo el famoso Pétrus, del que tanto hemos hablado, un gran vino tinto de Burdeos que nace en Pomerol.

Inicialmente era un coupage de merlot con un pequeño porcentaje de cabernet sauvignon. Actualmente es un monovarietal de merlot que se elabora en añadas extraordinarias y que puede alcanzar precios exorbitantes en el mercado.

Queda de manifiesto que, a pesar de la reputación de esta cepa como una uva que da lugar a vinos jóvenes y fáciles, aún es desconocido para muchos el gran potencial y elegancia que puede llegar a tener un vino elaborado con merlot, que es capaz de seguir envejeciendo y mejorando sin problemas durante años en botella.

Te invitamos pues a que visites nuestras sugerencias de vino merlot y “entre copas” descubras todos los maravillosos secretos y armas de seducción con los que cuenta esta elegante señora.

Esta entrada fue publicada en Elaboración del vino and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario