¿Qué es un vino atlántico?

Nuestros lectores y lectoras más asiduos recordarán que hace poco más de un mes dedicábamos uno de nuestros artículos a repasar las características de los llamados vinos de perfil mediterráneo. Vinos más bien cálidos, musculosos y exuberantes en aromas, que como no podía ser de otra forma, cuentan con su yang: Los conocidos como vinos atlánticos.

Y es a este tipo de vinos a los que queremos dedicar nuestro artículo de hoy. ¿Te apetece ahondar en las bondades y las características de los vinos atlánticos? Prepara las copas, ¡porque comenzamos!

ribeiraViñedos en la DO Ribeira Sacra. Imagen por Santi Villamarín (CC BY 2.0)

Pese a que ya se sabe que nunca es bueno generalizar, podríamos decir que las zonas elaboradoras de la mayoría de vinos de este perfil se encuentran en la zona noroccidental de la península. Una área mucho más fresca y lluviosa que el resto del país.

Así pues, no es de extrañar que podamos encontrar diferentes vinos de corte atlántico en Denominaciones de Origen como por ejemplo Rías Baixas, Ribeira Sacra, Bierzo, Valdeorras, o la Rioja Alavesa.

El clima, más húmedo y fresco, se traduce en maduraciones más prolongadas, lo que permite elaborar vinos con mayor acidez y frescura, más ligeros, finos, florales y de expresión no tan opulenta.

Además, el menor índice de azúcares de las bayas se traduce en vinos de menor grado alcohólico, entorno a los 13 grados.

En definitiva, vinos no tan vibrantes, pero tal vez más elegantes.

¿Te apetece descubrir algunos interesantes vinos de carácter atlántico? Ahí van tres recomendaciones:

Gaba do Xil Mencía 2012. Fantástico monovarietal de Mencía elaborado por el enólogo Telmo Rodríguez en la DO Valdeorras. Un vino fresco, sedoso, que invita a más, a un precio muy atractivo.

Goliardo Caiño 2011. Viajamos hasta la DO Rías Baixas para destacar este elegante y sabroso 100% Caiño (variedad casi extinguida) procedente de viñedos viejos y elaborado bajo la dirección técnica del enólogo Raúl Pérez. Mucha fruta roja fantásticamente acompañada de elegantes balsámicos y un sutil recuerdo salino. Un vinazo.

Alanda 2012. No nos movemos de Galicia, pero sí de denominación. Y es que este vinazo de la DO Monterrei bien merece el viaje. Mucha fruta roja, frescura y elegancia a raudales. Un vino gallego de estilo muy borgoñón.

¿A qué esperas para probarlos? ¡Te van a encantar!

Esta entrada fue publicada en Regiones vitivinícolas and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario