Maceración Carbónica: un futuro prometedor

Deja tu comentario

lagar

Un término que cada vez escuchamos más en el mundo del vino, pero vamos a repasar un poco su historia.

La Maceración Carbónica la acuño científicamente Luis Pasteur en 1872, cuando estudió el proceso espontáneo de fermentación de las uvas almacenadas en recipientes cerrados. Más tarde, en 1935, Michel Flanzy (investigador francés) comprobó que las uvas no se degradaban cuando se inyectaba CO2 en un depósito y, aún más, la fermentación ocurrida daba como resultado unos vinos muy afrutados y con mucho color. Las investigaciones sobre este tipo de maceración/fermentación se fueron desarrollando hasta crear una base científica sólida en los 60. A día de hoy, la enología moderna ha descrito el proceso científicamente, pero es una práctica que se utiliza desde hace tiempo. La maceración carbónica es típica de dos zonas vitivinícolas: la Rioja Alavesa y Beaujolais.

Antiguamente en la Rioja Alavesa era el proceso habitual de elaboración del vino. Para ello, existían grandes lagares de piedra donde iban depositando la uva entera vendimiada. Ésta, de forma espontánea, comenzaba a fermentar el mosto que quedaba en el fondo de la cuba, lo cual generaba CO2,,creando así en el interior una atmosfera anaeróbica. Como en un día no llegaban a vendimiar toda la cosecha, la uva entera que incorporaban al día siguiente empezaba a macerar a partir de reacciones intracelulares. Este fenómeno daba como resultado vinos bastos y poco longevos, ya que se finalizaban la elaboración con unas fuertes prensadas y almacenándolo con borras gordas hasta su transporte.

Esto fue así hasta 1786, año en el que Don Manuel Quintano y Quintano viajó a Burdeos a perfeccionar las técnicas de vinificación. Allí aprendió a vinificar con técnicas más “finas”: mayor limpieza, depósitos de fermentación distintos, selección de uva, eliminación del raspón, estrujado, trasiego y clarificación, etc. Este cambio llevó a primero fermentar el mosto y luego macerarlo con las pieles. Los resultados fueron satisfactorios y, en la Rioja comenzaron a elaborar al estilo bordelés. A partir de ese momento, convivieron las dos técnicas de vinificación, aunque en la zona de la Rioja Alavesa prevaleció la maceración carbónica.

Con la vertiente artesana y científica, hoy en día se han afinado mucho este tipo de vinos. Desde vinos más industrializados y homogéneos hasta otros más artesanos y llenos de carácter.

En Beaujolais, Marcel Lapierre junto con Jules Chauvet (Químico, negociante de vinos), allá por los años 80s, le dieron un enfoque más artesano a los procesos industriales de la zona. Tanto en la viticultura como en la enología. Comenzaron a introducir la viticultura ecológica (en una zona muy dañada por los pesticidas y herbicidas) e incorporaron técnicas de elaboración tradicionales, sin levaduras añadidas y con bajas dosis de sulfuroso. Esto le dio un nuevo enfoque a la zona y a este tipo de vinificación. Hoy en día estos vinos envejecen, con un potencial de guarda medio, cuando antes la mentalidad era de consumo rápido. Unos cuantos elaboradores (Thevenet, Jean Foillard, etc) de la zona son conocidos y admirados por viñadores y bebedores de todo el mundo.

En la Rioja Alavesa, después de la época más industrializada y cooperativista que ha habido, elaborando mediante este método y unificando unos colores, aromas y sabores. Pequeños viticultores han vuelto a elaborar vinos tradicionales (con el saber hacer de los años y de la ciencia). Cultivado las viñas de una manera ecológica, levaduras autóctonas (no más plátano, por favor) y realizando largas maceraciones-fermentaciones. Están dando como resultado vinos llenos de personalidad y con cierto potencial de envejecimiento. En Decántalo tenemos unos cuantos ejemplos. ¡A qué esperas para probarlos!

Escrito en Elaboración del vino | Etiquetado , , |

Nuevos vinos Noviembre 2016

Deja tu comentario

pack

 

Noviembre, un mes lleno de contrastes gracias a los cambios de tiempo repentinos característicos del otoño y, también, un buen mes para presentar las nuevas añadas (hay que vaciar las barricas para dar paso a la cosecha 2016). Así que os presentamos nuevos vinos y añadas, tanto en variedades blancas como en tintas.

Rodrigo Méndez Sálvora 2014: viñas sabias de más de 100 años de Albariño plantadas sobre suelos graníticos descompuestos de una de las grandes parcelas de la subzona del Salnes, en las Rías Baixas. Criado durante 12 meses en barricas viejas para calmar la tensión del suelo y del atlántico, este vino es directo, eléctrico y austero en aromas en su juventud, aunque amplio en su vejez.

Remírez de Ganuza Blanco 2015: la aclamada bodega de Samaniego sigue con sus pulcras elaboraciones cuidando hasta el mínimo detalle. Viura (en su mayoría), Malvasía y algo de Garnacha blanca. Fermentado en depósito de acero inoxidable, es criado en barricas de Nevers (Francia) durante 8 meses. Los Battonages se realizan girando las barricas para no abrir el tapón y así evitar la oxidación. El mimo en su vinificación permite degustar sus cristalinos vinos blancos, llenos de fruta blanca y una madera bien integrada.

1954 Xarel·lo 2014: novedad en la casa. Costador es un proyecto que abarca varias regiones catalanas con el objetivo de buscar viñas viejas y vinificarlas de una manera artesanal y sin añadir ningún producto enológico. 1954 Xarel·lo proviene del Garraf, una de las subzonas del Penedés con más carácter debido a su especial microclima y su suelo calcáreo; ánforas y barricas viejas moldean un viñedo que data de 1954.

Pies Descalzos 2015: Albillo Real procedente de un viñedo ubicado a 750 metros en San Martín de Valdeiglesias (Madrid), pueblo encantador, con un castillo donde ocurrió uno de los mejores eventos de vino de los últimos años. Una parcela asentada sobre suelos graníticos degradados donde el perfil más mineral y menos afrutado de la Albillo sale a la luz. Según Fernando: “Este vino pretende un reconocimiento al antiguo propietario de la viña, cultivada con tanto esmero que entraba en ella con los pies descalzos”.

Gómez Cruzado Vendimia Seleccionada 2015: ya ha llegado la nueva añada de este magnífico vino que pudimos degustar en la Cata del Barrio de la Estación 2016. Un Rioja accesible y bebible, en el que el carácter afrutado prima sobre todo lo demás. 50% Garnacha y 50% Tempranillo, vendimiados con antelación para que conserven una buena acidez. Este vino forma parte del nuevo perfil de la Rioja que tanto nos gusta.

Planetes de Nin Garnatxes en Ámfora 2015: la familia Nin-Ortiz elabora este vino en ánforas y sin sulfitos. 100% Garnacha de los viñedos más jóvenes de la bodega, nos permite ver cómo pueden elaborar con la mínima intervención posible. Un vino jugoso, afrutado y equilibrado.

Ladredo 2012: el proyecto de Dirk Nieeport en Ribeira Sacra proviene de una vertiginosa parcela que mira al cañón del rio Sil plantada con las variedades Mencía, Garnacha Tintorera y Alicante Bouschet. Un vino que te transporta a esas empinadas terrazas y a su clima atlántico. Largo, fresco y con mucha vida por delante, más no se puede pedir. Lo bebí por primera vez en el 2011 (la añada 2009) y todavía lo recuerdo, gran vino.

Fredi Torres & Antoine Touton La Deva 2014: nueva incorporación al catálogo de Decántalo. Un vino de Fredi Torres, un viñador que no para quieto y lleva a cabo múltiples proyectos en varias zonas vitivinícolas. Su filosofía, tratar con el máximo respeto el viñedo e interpretarlo sin ningún tipo de maquillaje. Este proyecto nace en el Montsant junto con Antoine Touton. El vino en cuestión procede de una sola parcela de viñedo viejo situada en el Molar. Compuesto mayoritariamente de Garnacha (85%) Cariñena y una pincelada de Macabeo y refinado en fudres y barricas de 500 litros. Un vino elegante, fresco e intenso; como su elaborador.

Escrito en Actualidad, Novedades Vino | Etiquetado , , |

Nuevas puntuaciones Parker para Cataluña

Deja tu comentario

En la última puntuación Parker, Luis Gutiérrez ha analizado los vinos catalanes en tres artículos diferentes: Priorat, resto de DOs catalanas y Cava.

priorat

Comenzaremos comentando el primer artículo, dedicado al Priorat, una de las regiones que mejor progresión ha tenido según Luis. La magia, el único 100 puntos otorgado, ha sido para Clos Erasmus 2013, una añada sin precedentes en el Priorat por su equilibrio y frescura. Entre los mejores puntuados siguen estando Clos Mogador 2013, con 98 puntos (uno de los mejores situados en cuanto a RCP), y los ya clásicos L´Ermita 2014 y los parcelarios de Terroir al Limit. Como entrada destacada en el olimpo de los grandes vinos de Priorat se sitúa Nit de nit 2014 con 96 puntos.

Además, la publicación destaca la gran progresión de la bodega Mas d’en Gil de la mano de Marta Rovira. La descendiente de esta familia de viticultores ha tomado las riendas de la bodega y le está dando una vuelta de tuerca tanto a la viña como a la elaboración de los vinos. Ha vuelto a los orígenes, a la técnica antigua de vinificar en fudres y barricas más grandes y con menos madera nueva. Su Clos Fontà 2011, 94 puntos, o su Belmunt 2013, 91 puntos, son un ejemplo de su buen hacer.

Otro tema destacado es el mapa en 3D que están elaborando en la región, similar al de Barolo en Italia. Éste demuestra la apuesta clara por la valorización del paraje y la diversidad del territorio, dando a conocer las muchas orientaciones y altitudes que dan como resultado vinos diversos y singulares dentro de la misma DO. La apuesta es clara, por ello comenzarán en breve a catalogar los vinos en base a una pirámide, desde los vinos de pueblo hasta los vinos de paraje.

 

Luis Gutiérrez percibe el resto de Cataluña de una manera desigual; en las regiones del Penedés y Montsant ve un atisbo de evolución hacia los vinos con personalidad. Por otro lado, el resto de regiones las ve ancladas en el pasado, sin ningún guiño al futuro, con sobre maduraciones, mucha madera nueva y con variedades mejorantes foráneas.

En el Empordà destaca como referencia y camino a seguir a Vinyes d’Olivardots.

Por lo que respecta a Costers del Segre existe un nombre propio, Raul Bobet y su bodega Castell d’Encús. Sus viñas plantadas en altitud en el Pallars y Vall Fosca y sus elaboraciones tradicionales le otorgan la distinción de Luis Gutiérrez, nombrando al Thalarn 2015, 95 puntos, como el mejor Syrah de la península.

Montsant tiene dos bodegas y viñadores relevantes dentro de esta publicación. Uno es Joan Asens en Orto Vins y, los otros, Rene Barbier hijo y Sara Pérez con Venus la Universal. De la primera, destaca Les Tallades de Can Nicolau, 94 puntos, una Picapoll negre procedente de una viña vieja plantada por su abuelo, con una personalidad y sutileza enormes. De la segunda, el recién salido Venus Blanc, plantado con la variedad autóctona Cartoixa y elaborado sin ningún tipo de aditivos, lo posiciona con 94 puntos. También el Dido tinto, 92 puntos, ha obtenido una buena valoración. Como vino icono se posiciona Espectacle 2013 con 96 puntos.

Del Penedés recalca el movimiento de gente joven y de vinos naturales que existe en la DO, lo que hace replantearse las bases de los productores tradicionales de la zona. Alemany i Corrio con su Sot Lefriec, 94 puntos, y Principia Mathematica 2015, 91 puntos. Amós Bañeres con sus vinos naturales Vinya Oculta 2013, 92 puntos, y Missatge en una Ampolla 2015, 91 puntos. Mas Candí con Quatre Xarellos 2014, 91 puntos, y su vino natural Cabòries 2015 con la misma puntuación.

 

La DO Cava es la última analizada y la peor calificada. Según Luís, no existen proyectos jóvenes enérgicos y sólo recalca cinco bodegas interesantes: Gramona, Loxarel, Mestres, Recaredo y Raventos i Blanc que básicamente se diferencian del resto por elaborar cavas poniendo especial atención al viñedo, poniendo especial énfasis en el cuidado del mismo. Destaca, además, la imagen de baja calidad respecto al Cava debido a los vinos mediocres que se han vendido a precios bajos y recalca el mal enfoque que se está dando con el cava de paraje. Gutiérrez considera que es necesario arreglar la base de la pirámide y no la punta, debido a que los grandes cavas están bien diferenciados.

Turó d’en Mota 2005 sigue siendo el top con 95 puntos, este cava de finca obtiene la máxima distinción en la DO y le sigue su Reserva particular 2015, 94 puntos. Otro cava de finca le sigue la estela de una gran bodega como es Raventos i Blanc, es el Manuel Raventós Negra 2010 con 94 puntos. Loxarel 109 2005 , el espumoso que está dentro de Clàssic Penedés obtiene 93 puntos y Gramona y su Celler Batlle 2006, 93 puntos.

 

Escrito en Parker | Etiquetado , , , |

XVII Salón de los Mejores Vinos de España de la guía Peñin

Deja tu comentario

blog_personas-y-botellas

El pasado jueves, 27 de octubre, asistimos al salón anual de los grandes vinos españoles organizado por la Guía Peñín en el palacio de Congresos de Madrid. Más de 150 bodegas expusieron los vinos mejor valorados por la Guía; una gran oportunidad para probar lo más destacado del panorama vitivinícola español.

La jornada se inicio al mediodía. Lo primero que hicimos fue ir a conocer bodegas que todavía no forman parte de nuestro extenso catálogo (estad atentos porque próximamente contaremos con alguna de ellas). Seguidamente,nos dirigimos a las bodegas que tenemos actualmente en nuestro portafolio para probar sus nuevas añadas. Destacamos las siguientes:

Dominio del Águila: son una de las parejas de moda en la Ribera del Duero. Sus vinos, llenos de carácter gracias al buen hacer de Jorge Monzón y Isabel Rodero a la hora de interpretar el paisaje que les rodea, son una joya. Su Reserva y Gran Reserva se pueden guardar para que se vayan engrandeciendo aún más, sus Pícaros están para disfrutarlos y que no quede ni una gota. Nos dejaron probar un blanco de Albillo del 2012 que van a lanzar al mercado aún en su juventud, aunque con aires de que llegará a ser un clásico de la región.

Suertes del Marqués: Jonatán García, viticultor del valle del Orotava en Tenerife. Concentra el carácter volcánico de la región, embotellándolo en diversas tonalidades. Fósforo, fruta y viveza a partes iguales que te transportan a las laderas de este gran valle canario. Destacamos su Vidonia, un Listán Blanco austero y mineral.

Viña Zorzal: Xabier Sanz y su hermano no podían faltar a esta cita con su Malayeto. Esa gran Garnacha que cultivan en Fitero y que elaboran con gran fluidez.

Bodega Algueira: si en el Priorat tuvimos personajes clave que dieron a conocer y posicionaron la región, en Ribera Sacra, Fernando, propietario de la bodega Algueira, ha sido uno de los mayores precursores de la zona. Sus monovarietales de Merenzao y Brancellao siguen siendo espectaculares.

Alfredo Arribas: toda su gama tiene un gran nivel, tanto en Montsant como Priorat, aunque destacamos su imponente Trossos Tros Blanc 2008 Magnum. Destaca su juventud y la vida que aún le queda por delante. También probamos su otra bodega en Montsant llamada Siurana, vinos naturales con un perfil muy calcáreo.

Bertrand Sourdais: gran conocedor del suelo y de los viñedos Sorianos y uno de los personajes más influyentes hoy en día de la Ribera del Duero.  Los intenta plasmar en dos proyectos diferentes. El primero, La Hormiga del Antídoto, tiene un perfil en el que la tanicidad sedosa y la madera están algo más marcadas. La otra joya de la corona es Dominio de Es; su cuvee de Viñas viejas tiene un carácter fresco y fluido y, La Diva, su viña mimada, nos ofrece un vino corpulento y con raza.

Pardas: un referente del Penedés. Vinos llenos de la personalidad de Ramón. Presentó sus Aspriu, tanto el blanco como el tinto, de la añada 2012; un Xarel.lo por él que al parecer no pasan los años.

Telmo Rodríguez: elabora vinos en diversas regiones de España. Consideramos excelentes los vinos tintos parcelarios de Valdeorras y Rioja, As Carbocas y A Falcoeira, tienen una magia especial, fluidos y con un gran equilibrio, dotados de estructura para que no queden en el olvido. Su obra maestra hasta el momento está en la Rioja (cultivado cerca de donde paso su niñez), Las Beatas es hoy en día uno de los grandes vinos de la Rioja.

Dominio de Pingus: la pieza clave de los últimos años en Ribera de Duero no podía faltar. Degustamos sus grandes vinos icono, un PSI 2014 con un perfil muy afrutado y Pingus 2015-2013, uno de los vinos más emocionantes de Ribera del Duero.

Artuke: una bodega reciente con un nuevo perfil en la Rioja. Vinos que expresan el terruño y las variedades tradicionales sin dejarse enmascarar por la madera. Cabe destacar Finca los Locos 2014, nacido en una ladera con escaso suelo, da como resultado un vino con una alta concentración de frutas.

Scala Dei: desde la entrada de Ricard Rofes como enólogo, la bodega ha dado un cambio espectacular. Sus vinos de parcela, Mas Deu y Sant Antoni, vinificados en cemento y criados en barricas grandes, ya son un referente en el Priorat.

Recaredo: esta bodega es el claro ejemplo de que un gran cava proviene de un gran viñedo. La viticultura biodinámica, los vinos parcelarios y las largas crianzas dan como resultado una alta singularidad en cada una de sus cuvees. Turo d’en Mota 2005 es espectacular aún estando en su juventud.

En definitiva, una feria muy recomendable, dónde pudimos probar grandes vinos de España, aunque también hubo ausencias destacables.

Escrito en Catas | Etiquetado , |

Catar a ciegas: esa gran práctica que nos devuelve al planeta tierra

Deja tu comentario

Es todo un arte, un ejercicio de sinceridad, de desnudarlo y crearte una opinión coherente con el vino que tienes enfrente. Una herramienta perfecta para evolucionar, tanto para profesionales como para aficionados.

“A Set of 9” by Alexa Clark (CC BY-NC 2.0)

Para los sumilleres es perfecto para medir sus conocimientos, ya que se enfrentan a todo lo estudiado. Razonan de donde pueden venir los vinos por el tipo de color, los diferentes aromas y los diversos sabores. Acotan las opciones descartando uvas y lugares de elaboración que por su clima o suelo no podría ser del vino que tienen delante. Cuanto más viajan, más se documentan y más prueban. Empiezan a conocer como elabora cada uno de los viñadores de la zona y afinan así el tiro hasta llegar al elaborador y la añada buscada. Hay grandes profesionales que te pueden llegar a acertar un vino. Y no es el azar, son los años de dedicación y estudio.

Para los bodegueros es una buena herramienta para ver cómo se posiciona el vino en el mercado y entre la competencia, realizando catas a ciegas con los vinos de la misma zona o comparándose con aquellos que son sus vinos preferidos, para ver diferencias y similitudes.

Para los aficionados en una manera perfecta de jugar y de aprender. Eso sí, debemos de tener unas nociones básicas y haber probado unos cuantos vinos para comenzar a hacer una cata a ciegas. Para comenzar lo mejor es juntarse un grupo con más o menos el mismo nivel y comenzar por temáticas: zonas, variedades y demás. La progresión es muy buena, ya que te encuentras sin ningún estímulo externo y te vas fijando mucho en los pequeños detalles. El nivel de aprendizaje es excelente.

Lo único que se necesita es organizar un encuentro y que cada persona del grupo lleve un vino sobre la temática que se ha concretado: Garnachas de España, por ejemplo. Se progresa hasta que se llega un momento en el que te atreves con todo y puedes comenzar a realizar catas a ciegas libres con todo tipo de vinos: el pack de Los imprescindibles III puede ser un ejemplo.

Lo que sí sugerimos es que no se pongan cierto tipo de vinos:

Primero: no pongan vinos que tienen desde hace mucho tiempo en su nevera. Se pueden llevar una decepción. Bébanlo, disfrútenlo y llévense un buen recuerdo de aquel vino que comprasteis con mucho cariño en aquella tienda de aquel viaje.

Y segundo: ¡Los mitos no, por favor! Podríamos destrozarlos en un momento. Un vino del que habéis leído mucho y en un momento de tu vida te lo has podido comprar, no lo pongas en una cata a ciegas. Mejor pruébalo a cara descubierta.

Nada más. Disfruten. Es un juego divertidísimo.

Escrito en Catas | Etiquetado , , , , |

Vendimiando Comunica

Deja tu comentario

vinitas

22/09/2016. Comunica son Pep Aguilar y Patri Morillo. Un proyecto conjunto del dueto que no deja a nadie indiferente. Creado desde el conocimiento que les han dado unos cuantos años de asesoría en varias bodegas, Comunica es el resultado de un largo recorrido. Un “Do it Yourself”, con pocos medios, pero con muchas ganas y saber hacer. Elaboran vinos artesanos sinceros y directos. Un reflejo de las personas involucradas en el proyecto.

Así que, visto lo visto, no podíamos dejar pasar la oportunidad de visitarlos.

A las 5 de la mañana sonaba el despertador, una hora atípica para quien les escribe. Pero merecía la pena. Nos íbamos a Falset a ver a la pareja Comunica y a trastear un día de vendimia.

Sobre las 7 llegamos a Mas en Cosme. Preciosa masía rodeada de viñas y olivos, localizada en las proximidades del instituto de enología de Falset. ¿Cómo puede ser que con tan pocos medios estén en un Mas tan idílico? Tranquilos, todo tiene su lógica. Han arrendado la finca, es decir, las viñas -unas siete hectáreas-, los olivos, etc… y les han dejado un hueco en la masía para poder construir la bodega. Lo que vendría a ser una bodega de garage. Casualidades de la vida y del destino, la finca está sobre suelos graníticos: el suelo que más les gusta, ya que proporciona una buena rectitud en los vinos.

Al llegar, Patri ya estaba preparado y Pep acudió enseguida. Un gran abrazo de buenos días, cafecito para despejarse y a trabajar. Lo primero: un poquito de fitness, pigeage y densidades de los mostos, ya casi vinos, que estaban fermentando. También catamos los depósitos para ver si existía alguna desviación, volátil etc… Pep se encargó de analizar la trayectoria de las fermentaciones.

Para fermentar y macerar los mostos utilizan tinas de plástico abiertas para que cada parcela realice el proceso por separado. Se conservan así las diferentes levaduras y la tipicidad que existen en cada viñedo. Cuando acaban de macerar, se prensan y siguen fermentado en depósitos de acero inoxidable.

maceracioncita

Dejamos a Pep en sus tareas de enólogo y nos fuimos con Patri a visitar la parcela de Vinya Goretti (el propietario de la cual es Josep, un tercer Comunica) para ver el estado de maduración del viñedo. Es una parcela de Cariñena de unos 70/80 años, plantada sobre suelo arcillo-calcáreo en la zona de Marçà.

Aquí vivimos una masterclass de control de maduración. No como lo enseñan en las escuelas de enología, sino como la dan los años de experiencia. Recorriendo la finca entera, probando las uvas, sin refractómetro, pero sí con los sentidos. Y es que las mesas de selección sirven para separar de una manera visual las uvas, pero se obvia la otra parte importante, la del gusto. Patri lleva media vida probando las uvas, realizando controles de maduración con grandes maestros como René Barbier. Resultado: todavía estaba bien hidratada la uva y esperarían a que la uva madurara un poco más y adquiriera complejidad. La vendimiarían, más o menos, 4 días más tarde.

cajitas3

Cuando volvimos a la bodega ya había llegado la uva procedente de los viñedos del Mas, recolectado por Josep y la cuadrilla de vendimiadores. Descargar, pesar y entrar la uva. Una vez derrapada la introdujimos en las tinas de plástico para que comenzara a fermentar. Lo del raspón se trata según la añada, no existe una regla establecida. Si la ven madura, la incorporan a la fermentación. Lo que viene a llamarse intuición.

uvitas

Después de haber entrado la uva, tocaba limpiar las cajas y ponerlas en orden para que se pudieran utilizar otra vez en el viñedo.

Mientras vendimiaban la última parcela, nos fuimos a realizar el control de maduración de la Garnacha peluda que se encuentra en el mismo Mas. Un viñedo de uno 80 años afincado sobre suelos arcillo-calcáreos, arena granítica y pizarra. La Garnacha peluda es una variante que da unos vinos con un perfil táctil más sedoso en boca. Esta vez la uva estaba un poco más deshidratada y casi a punto de vendimiar.

Ya era un poco tarde, pero decidimos alargar un poco más el día y así sentarnos luego a comer-merendar y casi a cenar tranquilamente. Recepcionamos la uva y nos pusimos a limpiar la bodega para que quedara impoluta para el próximo día. Mientras tanto, Pep se puso a los fogones.

Nos sentamos en la terraza tranquilamente a comer el delicioso arroz mientras probábamos la nueva añada 2015.

La añada 2015 ha sido la primera que han elaborado en la nueva bodega. Todos los vinos estaban excepcionalmente bien definidos. Incluso el Fristyle, ya que la añada 2014 como decían ellos “iba a la suya”. El cambio de localización que ha tenido el proyecto le ha sentado fenomenal a los vinos y a ellos. No hay nada más que darse una vuelta por la finca para sentir que es donde tienen que estar y que el futuro, se ve prometedor.

Gracias Comunica por habernos dejado compartir un día de vendimia con vosotros. Una de las épocas más importantes para un viñador.

  • La Comedia 2014

    Vino tinto Barrica. 10 meses sobre lías en inox. Capacidad: 75 cl. Bodega: Celler Comunica. Zona de elaboración: Montsant. Uvas utilizadas en este vino: Syrah y Cariñena y Garnacha Tinta.

    9,25 IVA inc.
    6x
    8,75 €/u
    Unidades
    Comprar
    ¡Disponible sólo en Internet!
    La Comedia 2014

    Vino tinto Barrica. 10 meses sobre lías en inox. Capacidad: 75 cl. Bodega: Celler Comunica. Zona de elaboración: Montsant. Uvas utilizadas en este vino: Syrah y Cariñena y Garnacha Tinta.

    9,25 IVA inc.
    6x
    8,75 €/u
    ¡Disponible sólo en Internet!
  • Comunica 2012

    Vino tinto Reserva. 20 meses sobre lías en inox. Capacidad: 75 cl. Bodega: Celler Comunica. Zona de elaboración: Montsant. Uvas utilizadas en este vino: Syrah y Cariñena y Garnacha Tinta.

    • Decántalo 92
    12,60 IVA inc.
    6x
    11,95 €/u
    Unidades
    Comprar
    ¡Disponible sólo en Internet!
    Comunica 2012

    Vino tinto Reserva. 20 meses sobre lías en inox. Capacidad: 75 cl. Bodega: Celler Comunica. Zona de elaboración: Montsant. Uvas utilizadas en este vino: Syrah y Cariñena y Garnacha Tinta.

    • Decántalo: 92
    12,60 IVA inc.
    6x
    11,95 €/u
    ¡Disponible sólo en Internet!
  • Vinya Goretti 2013

    Vino tinto Crianza. 10 meses sobre lías en inox. Capacidad: 75 cl. Bodega: Celler Comunica. Zona de elaboración: Montsant. Uvas utilizadas en este vino: Samsó.

    • Decántalo 93
    16,90 IVA inc.
    6x
    15,95 €/u
    Unidades
    Comprar
    ¡Disponible sólo en Internet!
    Vinya Goretti 2013

    Vino tinto Crianza. 10 meses sobre lías en inox. Capacidad: 75 cl. Bodega: Celler Comunica. Zona de elaboración: Montsant. Uvas utilizadas en este vino: Samsó.

    • Decántalo: 93
    16,90 IVA inc.
    6x
    15,95 €/u
    ¡Disponible sólo en Internet!
  • La Peluda 2014

    Vino tinto Barrica. 10 meses sobre lías en inox. Capacidad: 75 cl. Bodega: Celler Comunica. Zona de elaboración: Montsant. Uvas utilizadas en este vino: Garnacha Peluda.

    • Decántalo 92
    16,80 IVA inc.
    Unidades
    Comprar
    ¡Disponible sólo en Internet!
    La Peluda 2014

    Vino tinto Barrica. 10 meses sobre lías en inox. Capacidad: 75 cl. Bodega: Celler Comunica. Zona de elaboración: Montsant. Uvas utilizadas en este vino: Garnacha Peluda.

    • Decántalo: 92
    16,80 IVA inc.
    ¡Disponible sólo en Internet!

 

Escrito en Bodegas | Etiquetado , , |

Nuevos vinos octubre 2016

Deja tu comentario

Comenzamos el mes de octubre con las nuevas añadas de los pesos pesados del panorama vitivinícola español y algún nuevo proyecto muy interesante.

novedades-vino

Sacristía AB saca 2015: un proyecto muy interesante en Jerez. Se trata de las limitadas sacas seleccionadas por Antonio Barbadillo en la bodega de Sánchez Ayala. Una Manzanilla en rama con mucho carácter y raza.

As Sortes 2015: Rafael Palacios lleva desde el 2004 elaborando vinos blancos con la variedad Godello en Valdeorras. Año tras año va escalando en calidad, un blanco perfilado y mineral. As Sortes es un vino clave para comprender la zona de Valdeorras.

PSI 14: el vino de entrada de Peter Sisseck va adquiriendo más frescura y frutosidad. Este cambio de estilo proviene de la Garnacha, que va cogiendo más protagonismo en el ensamblaje final. Un vino que representa el nuevo perfil de Ribera del Duero.

Clos Mogador 2014: uno de los vinos emblemáticos del Priorat. Rene Barbier repite esquema con su famoso clos en Gratallops que esta plantado con las variedades de Garnacha, Cariñena, Syrah y Cabernet Sauvignon sobre suelos de pizarra. Pura esencia mediterránea.

Villa de Corullón 2014: ya tenemos disponible el vino de pueblo de Ricardo Palacios. Es el vino que reúne todas las cualidades aportadas por la Mencía en Corullón, con sus diferentes altitudes y exposiciones. Una añada marcada por una influencia atlántica hasta finales de agosto, donde hubo días muy calurosos que precipitaron el comienzo de la vendimia. Ricardo tuvo que lidiar con este contratiempo con un resultado excelente.

Casa Castillo Pie Franco 2014: si Jumilla está en el panorama de los grandes vinos es por este Pie Franco de Jose María Vicente. Un vino elaborado con la variedad Monastrell plantada sobre pie franco en 1941. Este es un vino sutil y elegante, alejado de los estereotipos que ha caracterizado la región. Donde se puede apreciar el carácter mediterráneo del clima, pero de una manera refinada.

El Pecado 2014: una de las parcelas icono de la Ribeira Sacra. Elaborado por Raúl Pérez, uno de los personajes más famosos e influyentes de panorama vitivinícola mundial. El Pecado nace en las trepidantes terrazas que miran al cañón del río Sil. Un vino imperdible.

Laventura 2015: nuevo proyecto en la Rioja de Bryan Mac Rober, un surafricano que ha estado trabajando con el gran Even Sadie en sus proyectos de Terroir al limit y posteriormente en la bodega familiar de Swartland. Un viñador con la mente abierta y la mirada puesta en los ancestros. Tempranillo, Garnacha y Mazuelo cultivadas en ecológico y elaborado de una manera artesanal.

Escrito en Actualidad, Decantalo, Novedades Vino | Etiquetado , , , |

Un día en la galaxia de “El Mozo Wines”

Deja tu comentario

El Mozo Wines son Itxaso Compañón, Gorka Mauleon y sus 2 hijos. Lo suyo es una historia de vuelta a los orígenes. Por circunstancias de la vida tuvieron que volver a Lanciego para poder mantener el legado en forma de viñedos que dejó Félix, el padre de Itxaso.
Nueve hectáreas de viñedo plantados en vaso, distribuidas en 18 parcelas situadas en diferentes parajes de Lanciego y Viñaspre y trabajadas de manera ecológica. La variedad mayoritaria plantada es la Tempranillo, pero también tienen Malvasía Riojana, un poco de Garnacha y Viura.
Nuestro propósito fue realizar una entrevista, ver sus viñedos y bodega. El día en Lanciego era gris y frío, como si de repente fuera otoño un 17 de septiembre. Llegamos sobre las 10 de la mañana y quedamos en el bar de al lado de la Iglesia. Mientras desayunábamos, entró Gorka con una sonrisa, como siempre. En el bar estaban los datos de maduración proporcionados por la Diputación foral de Álava para diferentes parajes de Viñaspre y Lanciego.

¿Gorka, cuando empezaréis a vendimiar y cómo va la añada?
En una semana creo que empezaremos a vendimiar, este año parece que va a ser muy buena, con una maduración lenta, un buen estado sanitario de la uva y una buena acidez.

Venga va, vámonos a la viña.

Con el día que hacía, no pudimos visitar más que dos viñas. Los días anteriores también había llovido y los caminos y el viñedo estaban bastante embarrados. Llegamos al primer viñedo, “Monte de Viñaspre”, plantado éste por el Abuelo de Gorka, Teodoro Mauleón, en los años 40. Un viñedo en pendiente, formado por varias variedades juntas entre blancas y tintas, Tempranillo, Garnacha, Viura, Malvasía Riojana y alguna otra. Plantado en vaso y con varios Morgones (Acodos en otras zonas geográficas), práctica ancestral para sustituir cepas muertas. Subimos a lo alto de la viña y mientras observábamos el viñedo y su paisaje, seguimos conversando.

04

¿Cómo fueron vuestros inicios, ingeniero informático de profesión y vuelta a casa junto con tu mujer a gestionar nueve hectáreas de viñedo?
El año 2010/11 tuvimos que volver a Lanciego, a tomar las riendas de la bodega. Compañón Arrieta, como antiguamente se llamaba la bodega, elaboraba los vinos bajo el método tradicional de maceración carbónica y lo vendía a granel. En el 2011 toda la cosecha se tuvo que vender de la misma manera.
En 2012 embotellamos la primera añada de Herrigoia. Dimos este paso para darle un valor añadido al vino y, por supuesto, al viñedo.

¿Y cómo fue?
Mal. Nos dimos de bruces con el mercado del vino y con la palabra Rioja. Intentábamos vender nuestro vino joven a un precio que creíamos el adecuado, pero la gente no lo entendía. Hay unos precios marcados por el mercado para los diferentes tipos de vino de Rioja (joven, crianza, reserva…) vengan del viñedo que vengan. Esta viña produce unos 1000 kg/ha y la media en otros viñedos nuestros es de 5500 kg/ha, cuando la DO permite hasta 7500 kg/ha. Fue un punto de inflexión para la siguiente añada. Roberto Olivan nos dio algún consejo de comenzar a elaborar vinos de paraje y así poder revalorizar las viñas. Decidimos elaborar Malaspiedras en el 2013, un vino elaborado con uvas de las mejores microparcelas y le dimos una crianza de 10 meses en barricas de 500 litros.

¿Así que la opinión sobre la DOC Rioja…?
A nosotros, como pequeño elaborador, no nos ayuda la marca Rioja. El mercado tiene unos precios ya marcados para Rioja por lo que las grandes bodegas venden a un precio inferior del que nosotros podemos ofrecer. El problema es que no es el mismo producto, por ello tenemos que comenzar a revalorizar los pueblos y subzonas.

¿Crees que la DOC elaborará el mapa de las nuevas clasificaciones?
Lo veo difícil, pero sería lo mejor. Se lleva muchos años reivindicando este tipo de clasificaciones, pero parece que a la dirección de la DOC le cuesta dar el paso.

¿Y la última polémica entre ABRA (Asociación de Bodegas de la Rioja Alavesa) y Rioja?
Fue una votación que se realizó entre los socios de ABRA sobre abandonar la DOC Rioja y que, ahora mismo, tiene un pliego de condiciones para una nueva DO presentada en el Gobierno Vasco.

La lluvia empezó a ser más intensa y decidimos poner rumbo al siguiente viñedo. Pasamos por preciosas viñas viejas plantadas sobre laderas antes de llegar a la carretera. Mientras tanto, con la meteorología como conversación principal, no podía faltar la pregunta.

¿Esa afición tuya por el tiempo y la meteorología?
(Risas) Desde pequeño tuve una estación meteorológica y me gustaba apuntar todos los datos de cómo evolucionaban las temperaturas, lluvias, etc… Yo soy mucho de apuntar todo, el Excel es esencial en mi vida. Eso me ha servido para llevar un control exhaustivo de lo que ocurre en la bodega.

Llegamos al siguiente viñedo, éste algo más joven, destinado a elaborar el Herrigoia, su vino de maceración carbónica. Un viñedo plantado en vaso con las variedades de Tempranillo y un poco de Viura, cultivado de manera ecológica y con un rendimiento de 5500 kg/ha.
Nuestra última parada fue la bodega. Típica bodega de la Rioja Alavesa con 2 grandes lagares de cemento donde fermenta (maceración carbónica) la uva. En la parte de abajo, tiene tinos de cemento donde acaba de fermentar el vino. Sencilla y con el espacio justo, la estaban preparando para la entrada de la uva de la nueva añada. Cuando entramos, su mujer Itxaso estaba etiquetando las últimas botellas de la nueva añada de Malaspiedras.

02

¿De dónde vienen el nombre y los nuevos vinos del Cosmonauta?
El Cosmonauta es el personaje que baja desde el cielo en las fiestas patronales de Lanciego. Todas las fiestas patronales de los pueblos de Álava tienen un personaje característico, aquí tenemos a un astronauta. De ahí el nombre de los dos nuevos vinos que hemos elaborado.
El Cosmonauta en el Barranco del Agua, una Malvasía Riojana (90%) y Viura (10%);
El Cosmonauta en el Viaje del Tiempo, el primer viñedo que hemos visitado. Solo 212 magnum elaborados como si fuera un clarete, sin la intervención de productos enológicos. Ya lo tenemos agotado.

¿Cuál es el vino que más te gusta de la bodega?
El Herrigoia es nuestro preferido. Pensar que el vino que elaboraba Félix, lo estamos posicionando tan bien y vendiéndolo en lugares que él no podría haberse imaginado. Esto es lo que nos llena de orgullo y satisfacción.

¿Y la moda de los maceraciones carbónica con aromas de plátano?
Cuando sacamos nuestro primer Herrigoia, nos encontramos con este problema. La gente asociaba este tipo de vinos a aromas muy pronunciados de fruta como plátano, pera, etc., pero nuestro Herrigoia no los tenía. Este tipo de aromas no son típicos de la maceración carbónica, sino de las levaduras que se comercializaban por aquella época. Sin embargo, hoy en día va cambiando el concepto de este tipo de vinos.

¿Qué vinos de la zona te gustan?
Coinciden con gente que elabora desde el viñedo, con el máximo respeto al entorno y al paisaje como son Abel Mendoza, Roberto Olivan Tentenublo Wines, Oxer Bastegieta, Vinos Subterráneos, etc.

¿Cómo ves el futuro de la zona?
Pues no creas que lo veo tan halagüeño. Sí que existe una corriente de viticultores que defiende el paisaje y las viñas viejas, pero también tenemos un problema con la comodidad y la producción. Gente que arranca un viñedo viejo para plantar un viñedo en espaldera y un clon productivo, que no va más allá y vende su uva a las grandes bodegas y cooperativas. Es un problema que no solo va repercutir ahora, sino que perjudicará a las generaciones venideras.
Pero bueno, en cuanto a nosotros, cada vez estamos más contentos. Las cosas comienzan a salir, si comparamos con nuestra primera añada 2012. Existe un segmento del mercado más grande que se interesa por saber de dónde proviene el vino.

Y la última, ¿seguirás recorriendo algunas de las ferias de los pueblos explicando tus vinos?
¡Claro que sí! Es una cosa que seguiremos haciendo. Si queremos acercar el vino a la gente, no nos debemos de alejar de ellos.

Finalmente nos subimos al txoko de la bodega a probar los vinos y a disfrutar del sábado. Muchas gracias, Itxaso y Gorka, por vuestra hospitalidad. ¡Un placer!

03

Herrigoia 2015: Mayoritariamente Tempranillo con un poco de Viura. Un vino de Maceración carbónica, método clásico de la Rioja Alavesa. Su mejor añada hasta el momento. Fresco y vibrante.
Malaspiedras 2015: nada más abierto, aromas tostados provenientes de la barrica. A los cinco minutos cambió completamente, dando unas notas a Violeta muy pronunciados que le proporcionan una muy buena complejidad. Un vino al que el paso del tiempo en botella le vendrá genial.
El Cosmonauta en el Viaje del Tiempo 2015: probamos el vino de la primera parcela que visitamos. Una vinificación a la antigua usanza, como se hacían antes los claretes de la zona. El vino más salvaje de toda la gama.

  • Herrigoia 2015

    Vino tinto Maceración Carbónica. Capacidad: 75 cl. Bodega: El Mozo Wines. Zona de elaboración: Rioja. Uvas utilizadas en este vino: Tempranillo y Viura y Malvasía.

    • Decántalo 90
    • Parker 89
    5,20 IVA inc.
    Unidades
    Comprar
    ¡Disponible sólo en Internet!
    Herrigoia 2015

    Vino tinto Maceración Carbónica. Capacidad: 75 cl. Bodega: El Mozo Wines. Zona de elaboración: Rioja. Uvas utilizadas en este vino: Tempranillo y Viura y Malvasía.

    • Decántalo: 90
    • Parker: 89
    5,20 IVA inc.
    ¡Disponible sólo en Internet!
  • Malaspiedras 2015

    Vino tinto Barrica. Capacidad: 75 cl. Bodega: El Mozo Wines. Zona de elaboración: Rioja. Uvas utilizadas en este vino: Garnacha Tinta y Viura y Tempranillo.

    • Decántalo 93
    12,25 IVA inc.
    6x
    11,65 €/u
    Unidades
    Comprar
    ¡Disponible sólo en Internet!
    Malaspiedras 2015

    Vino tinto Barrica. Capacidad: 75 cl. Bodega: El Mozo Wines. Zona de elaboración: Rioja. Uvas utilizadas en este vino: Garnacha Tinta y Viura y Tempranillo.

    • Decántalo: 93
    12,25 IVA inc.
    6x
    11,65 €/u
    ¡Disponible sólo en Internet!
  • El Cosmonauta en el Barranco de Agua 2015

    Vino blanco Joven. Capacidad: 75 cl. Bodega: El Mozo Wines. Zona de elaboración: Rioja. Uvas utilizadas en este vino: Malvasía y Viura.

    • Decántalo 92
    14,50 IVA inc.
    6x
    13,75 €/u
    Unidades
    Comprar
    ¡Disponible sólo en Internet!
    El Cosmonauta en el Barranco de Agua 2015

    Vino blanco Joven. Capacidad: 75 cl. Bodega: El Mozo Wines. Zona de elaboración: Rioja. Uvas utilizadas en este vino: Malvasía y Viura.

    • Decántalo: 92
    14,50 IVA inc.
    6x
    13,75 €/u
    ¡Disponible sólo en Internet!
Escrito en Decantalo, Entrevistas, Rioja | Etiquetado , |

Cata del Barrio de la Estación 2016

Deja tu comentario

recorrido-por-haro

El viernes 16 de septiembre nos acercamos al barrio de la estación de Haro a la cata organizada por las seis bodegas que forman parte del barrio. Uno de los epicentros de los vinos de Rioja e incluso del panorama vitivinícola español, con más de 150 años de historia desde que se decidió crear la estación de ferrocarriles de Haro en 1859. Llegaron los franceses con necesidad de comprar vino debido a las plagas de Mildiu y filoxera y el tren hizo de comunicador perfecto para poder transportarlo. La instauración de las bodegas fue la siguiente:

– 1877: R López de Heredia
– 1886: Compañía Vinícola del Norte (CUNE)
– 1890: La Rioja Alta
– 1901: Bodegas Bilbaínas
– 1970: Muga
– 1987: RODA

El evento se basaba en ir recorriendo a pie las diferentes bodegas e ir probando las nuevas añadas. Nosotros realizamos el siguiente recorrido:
CVNE: tenían sus tres diferentes bodegas-marcas representadas de las cuales destacaríamos la gama Imperial por su representación fiel del estilo clásico de los reservas de la Rioja. Viña Real crianza 2012, con un estilo más Garnachero y con menos presencia de madera, y Contino, con su Contino Reserva 2010 y sus monovarietales de Garnacha y Graciano
Muga: pudimos probar sus vinos en la sala Torre Muga donde la nueva añada de Prado Enea 2009 sigue con la línea de los grandes clásicos de la zona.
Gómez Cruzado: esta bodega ha realizado un cambio de rumbo que nos ha gustado mucho hacia vinos parcelarios y con menos presencia de madera nueva. En la gama de vinos de ensamblaje, Vendimia seleccionada 2015 con un 50% Tempranillo y 50% Garnacha y con cinco meses de crianza en madera, ha recuperado un espíritu afrutado y fresco. Pancrudo, una parcela de Garnacha situada en la sierra de la demanda en una zona fría que está vinificada en barricas y huevos de cemento, es para nosotros el gran vino de la casa.
Rioja Alta: una de las bodegas junto con Tondonia que lleva el clasicismo a todos sus vinos. Las nuevas añadas de toda la gama que probamos nos resultaron muy buenas, destacando el Viña Alberdi 2010 y 904 Gran Reserva 2007.
R. López de Heredia: las nuevas añadas siguen por su estilo clásico de largas crianzas en barricas viejas. Resalta su Viña Bosconia 2005.
Roda: en la moderna sala de barricas de la bodega pudimos probar toda la gama de vinos. Destacar el Roda I Reserva 2009 por su gran equilibrio, complejidad de fruta y la crianza.
Bodegas Bilbaínas: nos ha llamado mucho la atención los vinos singulares que están elaborando. Los monovarietales de Graciano y Tempranillo Blanco son vinos que auguran un buen futuro. Como vino de paraje sobresale el Viña Pomal Alto de la Caseta 2010, un Tempranillo de altura. Se nota que este joven equipo de Bodegas Bilbaínas están con ganas de elaborar vinos diferentes.

Por último, asistimos a la “master class” organizada por Pedro Ballesteros, en la cual tuvimos la oportunidad de realizar los coupages tan característicos y típicos del barrio. Cada bodega presentó vinos en diferentes fases de crianza y se trataba de elaborar un vino final. Un ejercicio muy práctico para entender la filosofía de las bodegas.

Después de haber estado todo el día probando los vinos de las bodegas de la estación, hemos llegado a la conclusión de que algo se está moviendo. Los monovarietales de Tempranillo no son la panacea, con la ayuda de la Garnacha, sobre todo en los más jóvenes, los vinos son más refrescantes y afrutados. De la misma forma, el aporte de madera nueva cada vez es menor en este tipo de vinos. Con respecto a los clásicos de largas crianzas, son los coupages, los aromas terciarios y los colores delicados que le aporta el paso del tiempo, los baluartes del Barrio de la Estación.

Escrito en Actualidad, Catas, Denominaciones, Eventos, Rioja | Etiquetado , , |

Viticultura industrial y viticultura tradicional

Deja tu comentario

“El vino nace en el viñedo” es una de frases que escuchamos a menudo cuando vamos a visitar una bodega. Antes de conocer cómo se ha elaborado un vino, hay que saber de dónde procede. Por ello vamos a analizar cuál ha sido la evolución del paisaje vitivinícola en España después de la implantación de la agricultura industrial.

agricultura

Viñedos by SOPHOCO (CC by 2.0)

La agricultura industrial se desarrolló masivamente después de la segunda guerra mundial debido a la necesidad de alimentos para abastecer a una población con escasos recursos. Al igual que la agricultura, la tecnificación de la viticultura se inicia a finales de los años 40, aunque no llega a España hasta la década de los 60.

Según la FAO (Food & Agriculture Organization), “la agricultura industrial se centra en el cultivo masivo de productos alimentarios para su consumo por parte del ser humano. Conlleva un alto nivel de tecnificación y necesita una alta inversión de: capital, energía y recursos naturales y artificiales. Normalmente requiere de trabajo externo y asesoramiento por parte de especialistas.”

Los estados promovieron la industrialización del sector, introduciendo técnicas de riego, fertilizantes y herbicidas químicos y maquinaria. Además, los clones más productivos se fueron introduciendo en los viñedos de las grandes regiones, substituyendo en algunos casos a las variedades autóctonas. La industrialización conllevó también la homogenización de los procesos, el abono sistemático y el tratamiento químico regular para que el viñedo no sufriera ningún tipo de enfermedad y así se pudiera asegurar la cosecha.

El uso masivo de abonos y fertilizantes hizo aumentar la producción a finales de los 60, hecho que propició la aparición de grandes bodegas industriales. Éstas podían elaborar una gran cantidad de botellas, lo que generó una economía de escala y una concentración en cuanto a número de bodegas.

El proceso de industrialización del sector, y del mercado en general, dio lugar a que en zonas rurales de tradición vitivinícola como son el Priorat, Gredos, Ribeira Sacra o Bierzo (con una orografía complicada y difícil de mecanizar) se abandonaran las viñas o no se desarrollaran tanto como otras regiones españolas: la Mancha, la Rioja y Castilla León.

A partir de los años 90, cuando la viticultura predominante era la industrial, viñadores con ganas de recuperar el carácter y la identidad de las regiones volvieron a rescatar prácticas tradicionales, incorporando el conocimiento técnico adquirido en los años de la industrialización.

La agricultura tradicional es un sistema de producción basado en el conocimiento y prácticas ancestrales que han sido desarrolladas a lo largo de la historia. Se realiza en superficies no muy extensas para observar mejor las plantas y así poder anticiparse a futuras enfermedades. La fertilización del suelo tampoco se hace de una manera sistemática y cada año se analiza las posibles carencias que puedan tener las plantas. De ella se derivan la agricultura ecológica y biodinámica.

Muchas de las zonas que se fueron abandonando ahora son las abanderadas de los vinos españoles. Zonas emergentes que van creciendo basadas en una agricultura tradicional y sostenible, como Comando G en Gredos, Raúl PerezRicardo Palacios en el Bierzo, Sara Pérez y Rene Barbier en el Montsant-Priorato, 4 Kilos en Mallorca y los proyectos de recuperación en zonas remotas de Tenerife que tiene el equipo de Envínate. También en las grandes zonas como en Ribera de Duero, con gente como Jorge Monzón de Dominio del Águila o en la Rioja con Roberto Olivan, buscan volver a la identidad del territorio a una pequeña-media escala.

Hoy en día conviven los dos tipos de viticultura. Existe una retroalimentación entre ellas, que aporta conocimientos e intenta que la viticultura industrial se realice de una manera más sostenible, disminuyendo la utilización de productos químicos e intentando realizar una viticultura integrada.

Escrito en Elaboración del vino | Etiquetado , |