El vino de Burdeos: la Rive Gauche

Hace algunos días te hablábamos sobre los vinos de Burdeos y su importancia en el panorama vinícola mundial, pero nos centramos solamente en una de sus regiones, el Margen Derecho o Rive Droite del río Dordoña.

Hoy abordaremos su contraparte, el Margen Izquierdo o Rive Gauche del río Garona. Pero antes de comenzar ¿qué tal si hacemos un pequeño repaso y nos situamos un poco?

Vino Burdeos Rive Gauche

Burdeos es la capital de Nueva Aquitania, está ubicada al suroeste de Francia y cuenta con una situación privilegiada que le permite gozar de un clima moderado y estable que en mucho se debe a su cercanía con la costa atlántica y a la influencia de dos grandes ríos que la recorren: el Dordoña y el Garona, que además hacen la función de frontera natural entre las denominaciones que componen esta región vinícola.

En Burdeos hay alrededor de catorce mil vitivinicultores y aproximadamente 120 mil hectáreas dedicadas a la vid. Para que te puedas hacer una idea, la extensión de viñedo existente equivale más o menos al doble de la superficie de la ciudad de Madrid. Ahí se cultivan seis variedades tintas: Merlot, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Carménère, Malbec y Petit Verdot; y siete variedades blancas: Sémillon, Sauvignon Blanc, Muscadelle, Colombard, Merlot Blanc, Sauvignon Gris y Ugni Blanc.

En el margen u orilla izquierda del río Garona encontramos las siguientes subzonas: el Médoc, Graves y Sauternes. Tres nombres muy familiares para cualquier amante del vino y tres de las zonas que han dado origen a algunos de los vinos más caros y conocidos a nivel mundial.

Pero ¿cuál orilla es mejor? Rive Gauche vs Rive Droite

Obviamente entre las similitudes que comparten podemos contar la excelente calidad de los vinos que en ambos márgenes de los ríos se producen así como que en ambas predomina la elaboración de vinos tintos, sin embargo estas dos subzonas son como dos hermanas que, aunque comparten cierta genética, son distintas entre sí.

Las principales diferencias radican en el tipo de suelos predominantes, en la variedad de uva principal y en el estilo de vinos tintos que generan.

En el Margen Derecho, tema que abordamos hace algunos días, se pueden encontrar distintas clases de suelos pero predominan los de tipo calcáreo y arcilloso.

Esta característica fomenta que sea la Merlot la variedad estrella en los monovarietales y coupages que se elaboran en la “Rive Droite” del Dordoña, como en el mítico vino Petrus, considerado el mejor vino del mundo. La Merlot es una uva de ciclo vegetativo más corto y madura mejor en esa zona, pero en el caso del Margen Izquierdo, es la Cabernet Sauvignon la protagonista indiscutible.

Ahí predominan los suelos arenosos y pedregosos, tan es así que Graves, una de sus subzonas, significa “tierra de gravas”, y lleva ese nombre debido al predominio de este material en sus viñedos. Graves es la única región de Burdeos que es famosa por elaborar las tres principales clases de vino de esa zona vinícola: tintos, blancos secos y vinos dulces.

Como ya comentábamos, en ambos márgenes son los vinos tintos los que dominan la producción total. Se suele decir que el margen derecho da origen a vinos más sutiles y elegantes y del margen izquierdo se obtienen vinos más potentes y longevos.

El vino que se elabora en Burdeos se rige por un sistema de clasificación de calidad de sus parcelas que se utiliza desde 1855 y que fue confeccionado por encargo de Napoleón III con motivo de la Exposición Universal de París.

Esta clasificación registra 5 Premier Grand Cru, máxima distinción a la que puede aspirar una parcela de excelentísima calidad. Estos 5 extraordinarios viñedos se ubican precisamente en el Margen Izquierdo, cuatro de ellos en el Médoc: Château Lafite Rothschild, Château Margaux, Château Latour y Château Mouton Rothschild, y uno en Graves, el Château Haut-Brion.

Muchos críticos afirman que esta clasificación ha quedado obsoleta y que presenta un gran defecto que es el ignorar a otras grandes fincas vitivinicultoras situadas en el Margen Derecho, como Saint-Émilion o Pomerol, cuna de vinos míticos mundialmente reconocidos por su calidad como Cheval Blanc o Petrus.

Museo del vino de Burdeos

Sauternes

Lucio Anneo Séneca, filósofo y político romano dijo: El vino lava nuestras inquietudes, enjuaga el alma hasta el fondo y asegura la curación de la tristeza”Una rotunda verdad a la que nosotros agregamos: “…y si el vino es dulce, más efectiva será la cura”.

Parece ser que esta clase de vino carece del reconocimiento que merece, salvo gloriosas excepciones como sucede con los vinos de Sauternes, subzona que también se ubica en el Margen Izquierdo, que cuenta con fama internacional gracias a los excepcionales vinos dulces que ahí se elaboran y donde el buque insignia es, sin lugar a dudas, el Château d’Yquem.

Esta mítica bodega cuenta con 400 años de historia. Durante la Edad Media la propiedad pertenecía al Rey de Inglaterra, que también era duque de Aquitania. Siglo y medio después, en 1593, Jacques Sauvage, descendiente de una familia noble local, recibió la tenencia feudal sobre Yquem y en 1711, durante el reinado de Luis XIV, la familia se convirtió en la propietaria. En 1785, Françoise Joséphine de Sauvage d’Yquem se casó con el Conde Louis Amédée de Lur-Saluces, quien murió 3 años después debido a un accidente mientras practicaba equitación. La joven viuda se hizo cargo de la finca y demostró tener mucha perspicacia para la gestión, convirtiendo a la propiedad en un verdadero negocio con reputación internacional.

Fue en 1855 cuando, gracias a la clasificación de calidad de los vinos de Burdeos hecha a demanda del emperador Napoleón III, la finca fue designada como primer y principal Cru Supérieur, lo cual sirvió también como una especie de homenaje póstumo a la gran labor que realizó Françoise Joséphine de Sauvage, “la dama de Yquem”.

Un tesoro vinícola generado a raíz de una enfermedad

La Botrytis Cinerea, conocida también como podredumbre noble, es un hongo gris que tiene la capacidad de permanecer latente durante mucho tiempo y que se desarrolla cuando encuentra las condiciones ambientales adecuadas para germinar y para que sus esporas se transporten a través de la lluvia y el viento y que, cuando infecta a las vides, deshidrata las uvas y ocasiona que acumulen azúcares como respuesta a esta sequía.

La ubicación de los viñedos del Château d’Yquem es susceptible al ataque de la podredumbre noble. En ello, y en sus altos estándares de calidad radica su éxito. En Yquem la vendimia se programa minuciosamente. Llevan a cabo hasta diez recorridos selectivos por las viñas para recolectar únicamente los granos de uva “botritizada” y con el grado de azúcar necesario para la elaboración de sus vinos. Una mala cosecha nunca será etiquetada bajo el nombre de Yquem pues se considera indigna. Ésto únicamente ha ocurrido en 9 ocasiones durante el siglo XX y una, en el año 2012. Las botellas de Château d’Yquem pueden alcanzar precios muy elevados. Piensa que es necesaria una vid afectada con Botrytis para obtener tan solo una copa de vino.

El resultado es excepcional. Verdaderas joyas vinícolas reconocidas a nivel mundial y que encierran todo un jardín de aromas con recuerdos frutales de albaricoque, membrillo, piña, higo, lichi, pomelo o naranja amarga y también florales y herbales como los aromas de rosas, azafrán, verbena o granos de café tostado y vainilla.

Vino con podredumbre noble

El vino dulce de Sauternes y, en especial el de Château d’Yquem, tiene grandes admiradores. Cuentan que en 1790, Thomas Jefferson ordenó treinta docenas de botellas (360) de Yquem para George Washington y para él. En 1859, el Gran Duque Constantino, hermano del zar Alejandro I de Rusia pagó 20 mil francos por un barril de 900 litros de Yquem, lo correspondiente a cuatro veces su precio actual en ese momento. Y, en la década de los ochenta, un astronauta francés, amante de los vinos de su país, decidió llevarse unas botellas pequeñas de Yquem consigo a una misión en el espacio exterior.

Difícil elegir entre los vinos del Margen Izquierdo del río Garona o del Margen Derecho del río Dordoña. De cualquier manera, siendo fincas con vinos calificados como Premier Cru, o siendo vinos “sin château” pero mundialmente reconocidos por su calidad; sean tintos, blancos o dulces, lo que está claro es que Burdeos es el mayor distrito de producción de los vinos más elegantes, más caros y más deseados en el mundo, pero tampoco te asustes que también hay vino de Burdeos con estupenda relación calidad-precio para poder hacer un viaje de inmersión dentro de esta importante e histórica región vinícola sin tener que hipotecar la casa, el coche o la vida. ¡Garantizado!

Acerca de Decántalo

Somos la tienda con el mejor catálogo online de vino español. Buscamos constantemente las últimas novedades, las botellas más especiales para que disfrutemos juntos del apasionante mundo del vino. ¿Compartes nuestra pasión por el vino?
Esta entrada fue publicada en Burdeos, Denominaciones and tagged , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario