Vino de la bodega Ritme

Ritme es el último proyecto de Albert Jané en la DOQ Priorat. Después de años de estudio de la zona de la mano de pequeños viticultores y descubriendo viñas viejas, Ritme Celler sigue los pasos de su otro proyecto, el Celler Acústic, en la vecina DO Montsant, donde ambos comparten muchos paralelismos, participan de un terroir de similares características, y se sustentan en las variedades autóctonas Garnacha y Cariñena.

Filtrar resultados:

Precio
Puntuación
País
Zona de elaboración
Denominación de origen
Bodega
Envejecimiento
Elaboración
Formato
Maridaje
Año

Hay 5 productos.

5 productos

Filtros activos

Ritme 2018

Un tinto carnoso del Priorat con reminiscencias del norte del Ródano

España   D.O.Q. Priorat (Cataluña)

Ritme 2018
Vista rápida
6x
-4%
14,18 £
unidad
Precio 14,82 £
Duty paid
  • Nuevo
90
Parker

Etern 2016

La esencia de viñas muy viejas

España   D.O.Q. Priorat (Cataluña)

Etern 2016
Vista rápida
6x
-5%
40,55 £
unidad
Precio 42,57 £
Duty paid
  • Nuevo
92
Peñin

Ritme Blanc 2018

La blanca expresión del Priorat

España   D.O.Q. Priorat (Cataluña)

Ritme Blanc 2018
Vista rápida
6x
-4%
15,72 £
unidad
Precio 16,41 £
Duty paid
  • Nuevo

Plaer 2017

Sabroso, especiado y envolvente Priorat

España   D.O.Q. Priorat (Cataluña)

Plaer 2017
Vista rápida
6x
-5%
21,61 £
unidad
Precio 22,64 £
Duty paid
  • Nuevo

Ritme Magnum 2017

Un tinto carnoso del Priorat con reminiscencias del norte del Ródano

España   D.O.Q. Priorat (Cataluña)

Ritme Magnum 2017
Vista rápida
Precio 31,70 £
Duty paid
  • Nuevo

Conoce Ritme

Ritme Celler tiene un nombre propio, Albert Jané, un joven nacido en El Vendrell, cuyo bisabuelo fundó en 1914 una bodega familiar en el Baix Penedès con la que empezó comercializando vinos a granel, y continuó su actividad hasta que, en 1985, Benjamí Jané, padre de Albert, dio el impulso definitivo a la bodega, recondujo el negocio, creó la marca Jané Ventura y empezó a embotellar sus vinos. En 1990 llegaría el cava, y en 1991 el vino tinto, pero su objetivo fue siempre elaborar vinos que transmitieran el afecto que la familia Jané siente hacia su tierra, y esta es la filosofía que aplica Albert Jané, la cual lleva a rajatabla con la variedades autóctonas Garnacha y Cariñena, tanto en su primer proyecto Acustic Celler en el Montsant, como este nuevo Ritme en la DOQ Priorat.

Albert Jané inició su aventura en solitario cuando abandona la bodega familiar donde compartía tareas con su hermano Gerart, y se lanza a tierras de Montsant en 2003, con la compra de 1,5 hectáreas de viñedo en Capçanes, y en el 2010 empieza con 7 hectáreas en el Priorat. No obstante, Albert ha sido desde siempre muy inquieto, por lo que recientemente, y tras la experiencia y el triunfo en solitario, ha vuelto al Penedès, a sus orígenes, a Mas Vilella, junto a su hermano Gerart, a la masía del siglo XVI en las estibaciones de la Sierra del Montmell, en la Bisbal del Penedès, donde ha creado los vinos Autóctono, una marca que registró hace unos años y que se centra en vinos de variedades propias que buscan la esencia de lo autóctono con un proyecto poco tecnológico y con el objetivo de crear vinos de viñas; la misma filosofía que aplica en Acústic y en Ritme.



Historia de la bodega

Albert Jané comenzó su camino en la DO Montsant creando Acústic Celler, una bodega con la que elaborara vinos puros, vinos de viña, con poco uso de la madera y mucho trabajo en la viña. Con esta misma filosofía arranca en 2010 el proyecto Ritme Celler en la DOQ Priorat.

La bodega de Ritme Celler, de nueva construcción, se ubica en el municipio de Vilella Alta, al norte y muy cerca de localidades míticas de la zona como Gratallops o Porrera.

Empezó con mucha humildad, alquilando algunas fincas de Garnacha y Cariñena, y trabajando con viticultores de diferentes poblaciones de Porrera, Poboleda, Vilella Alta, Bellmunt, Gratallops... Actualmente cuenta con 7,5 hectáreas entre fincas de propiedad y alquiler. En ese entorno crecen maravillosas viñas viejas especialmente de Garnacha y Cariñena (Samsó) cuyas edades oscilan por lo general entre los 35 y los 80 años. El terreno sobre el que crecen estas viñas es muy pobre. Son licorellas (pizarras) muy pedregosas y desgastadas que hacen sufrir a la cepa haciéndole producir cantidades muy pequeñas de uva (entre 15 y 25 hectolitros por hectárea). Las condiciones climatológicas también son extremas, con inviernos muy fríos y veranos muy calurosos y secos. Con todas estas peculiaridades, el trabajo en la viña se lleva a cabo con burro, ya que no pueden ser trabajadas mecánicamente, teniendo que hacer la mayoría de labores a pie de campo de manera manual.

 

Filosofía de trabajo

La filosofía de Ritme Celler es la misma que la de Acústic en el Montsant: mostrar en sus vinos toda la singularidad de la DOQ Priorat, toda su mineralidad y profundidad espiritual. Como dice Albert: “Mostrar el ritmo del Priorat”. Las herramientas de trabajo de Ritme Celler son las viñas muy viejas, de hasta 100 años de edad, y unos suelos de pizarra (pizarra) que castigan mucho la vid pero que aportan una mineralidad especial. Su filosofía reivindica y busca las raíces y el valor de la viticultura tradicional frente a la globalización de los vinos actuales, llenos de maquillaje y tecnología. Para Albert es volver a las raíces y a veces a la imperfección de lo autóctono donde se expresa el entorno más profundo de unos viñedos viejos e indomables que en contrapartida ofrecen vinos finos, personales y elegantes, y que expresan las características de la uva y el terroir con toda naturalidad.

 

Los vinos de Ritme Celler

Aquí tienes la lista de los vinos elaborados por Ritme Celler:

Ritme Blanc se elabora con Macabeu y Garnacha Blanca, de recogida manual, con una maceración en frío durante 2 días, y el 30% de mosto fermenta en barricas de roble francés nuevo y el 70% fermenta en depósitos inox, ambos trabajados sobre lías durante 11 meses. Es un vino de color amarillo con borde verdoso y un aroma a fruta madura, anís y flores silvestres. En boca es graso, con buena acidez y muy bien equilibrado.

Etern se elabora con Garnacha y Cariñena procedentes de excepcionales viñas viejas de entre 70 a 95 años con bajo rendimiento, por lo que su producción es muy limitada (1.660 botellas). Se vinifican de forma tradicional y posteriormente envejece durante 12 meses en barricas nuevas de roble francés de Allier. En nariz se presenta complejo y concentrado, con fruta negra madura, notas balsámicas, notas de sotobosque, cueros, ahumados, toques de pizarra y un fondo especiado. En boca es muy potente y agradable a la vez. Es un vino voluminoso, amplio y complejo, con taninos maduros y aterciopelados. Su post gusto es largo y ligeramente secante, con recuerdos a frutos negros del bosque, chocolate, balsámicos, ahumados, toffee, todo ello sobre un fondo mineral.

Plaer se elabora con 20% Garnacha y 80% Cariñena procedentes de una selección de excepcionales viñas viejas de 40 a 60 años en laderas, de difeferentes viñas de la zona: El Molar, Bellmunt, Falset, Porrera, Poboleda, El LLoar y Torroja del Priorat, siempre en suelo de Licorella (pizarra) y de 300 a 650 m de altura. Las uvas son cosechadas a mano y seleccionadas en los viñedos, y de nuevo en la bodega. El vino es envejecido 12 meses en barricas de roble francés de un año. Ofrece aromas de fruta roja y especias, con notas de madera muy bien integradas. En boca es sabroso, afrutado y con taninos maduros.

Ritme se elabora con Garnacha y Cariñena procedentes de viñas viejas de entre 20 y 80 años plantadas en terrenos llicorella (pizarra). La vendimia se realiza de forma manual. Tanto la fermentación maloláctica como la crianza se realiza en barricas de roble francés con un ligero tostado durante 10 meses. Este vino no se filtra ni se clarifica para preservar su identidad más pura, por lo que puede presentar sedimentos. Presenta aromas de fruta roja y especias así como notas de madera muy bien integradas. Sabroso, afrutado y con unos taninos maduros y pulidos.