Vinos de la bodega Forjas del Salnés

Vinos con espíritu revelde de Galicia

Forjas do Salnés es una de esas bodegas en Galicia con un espíritu rebelde y rompedor que apostó de forma seria por hacer vinos tintos de gran calidad en una zona de blancos. La recuperación de viñedos centenarios de varietales tintas poco conocidas, como la Caíño, la Espadeiro y la Loureiro, además de la blanca Albariño de viñedo viejo, son la base de sus vinos y un reflejo claro del terruño: vinos cargados de frescor, con una mineralidad perfecta, amplios de sensaciones y con una evolución sorprendente.

Filtrar resultados:

Precio
Puntuación
País
Zona de elaboración
Denominación de origen
Bodega
Envejecimiento
Tipo de Uva
Elaboración
Formato
Maridaje
Año

Hay 10 productos.

10 productos

Goliardo Caiño 2017

España   D.O. Rías Baixas (Galicia)

Goliardo Caiño 2017
Vista rápida
Precio 24,63 £
Duty paid
  • Nuevo
94
Parker

Forjas del Salnés Goliardo Tinto 2018

Un coupage fresco y elegante de variedades autóctonas gallegas

España   D.O. Rías Baixas (Galicia)

Forjas del Salnés Goliardo...
Vista rápida
6x
-5%
15,49 £
unidad
Precio 16,31 £
Duty paid
  • Nuevo
93
Parker

Finca Genoveva Caíño 2018

Una pequeña producción de carácter 100% atlántico

España   D.O. Rías Baixas (Galicia)

Finca Genoveva Caíño 2018
Vista rápida
6x
-5%
35,84 £
unidad
Precio 37,77 £
Duty paid
  • Nuevo
96
Parker

Leirana Albariño 2020

Según el New York Times, uno de los mejores vinos de las Rías Baixas

España   D.O. Rías Baixas (Galicia)

Leirana Albariño 2020
Vista rápida
6x
-5%
14,98 £
unidad
Precio 15,79 £
Duty paid
  • Nuevo

Cos Pés 2020

Un albariño de autor

España   (Galicia)

Cos Pés 2020
Vista rápida
6x
-5%
19,23 £
unidad
Precio 20,26 £
Duty paid
  • Nuevo

Conoce Forjas del Salnés

Para empezar a dar forma este proyecto hay que remontarse a 1912, cuando Francisco Méndez plantó su primera viña de Albariño en la Finca El Torno, ubicada en la localidad de Meaño, en la subzona del Salnés, y empezó a elaborar vino de cosechero. En aquella época, Méndez Laredo ya consiguió numerosos reconocimientos para sus vinos, pero no fue hasta 1980 cuando plantó las primeras variedades tintas. No obstante, fallece en 2001 sin haber logrado uno de sus sueños: elaborar tintos de las fincas que había plantado 20 años antes. Francisco era el abuelo y el bisabuelo de las dos generaciones que hoy gestionan la bodega: José Manuel y Francisco Méndez Lázaro, y el nieto Rodrigo Méndez Arosa y, entre otras cosas, formó parte de la gestora en la consolidación de la  D.O. Rías Baixas en la década de los 80, y también fue quien apostó en serio por las cepas tintas Caíño, Espadeiro y Loureiro. Ahora, la apuesta de Méndez y Rodri es volver al origen del albariño y retomar la elaboración de tintos en las Rías Baixas, con vinos modernos, actuales y con sello continental. Con ello, casi un siglo después de que esta familia comenzara el cultivo de la vid en Meaño, las generaciones actuales quieren recoger el legado familiar, cumplir algunos sueños que se quedaron atrás y llevar a cabo todo ello con el mayor rigor. Para ello cuentan con la supervisión y asesoramiento personal del famoso enólogo leonés Raúl Pérez, nombrado por Jai Miller, colaborador de Robert Parker, como mejor enólogo español en 2009. De hecho, siete de los vinos de esta bodega figuraron en la última actualización sobre vinos españoles del crítico.

 

Historia de la bodega

Todo empezó en el año 2003, cuando Raúl Pérrez y Rodri Méndez se conocen a raíz de la compra de unas uvas de Albariño para la elaboración del primer Sketch. Desde ese momento nace la magia y Raúl recibe el encargo de construir, junto a Rodri y su familia de viticultores, un proyecto en las Rías Baixas basado en la calidad de sus variedades tintas Caiño, Loureiro y Espadeiro. Así nace Forjas do Salnés, actualmente una de las bodegas más reputadas de toda la denominación y origen de grandes blancos como Leirana o Finca Genoveva y de los famosos Goliardo, tintos nacidos a la orilla del mar. Forja do Salnés es una bodega situada en la comarca de Salnés, ya dentro del término municipal de Cambados, en la D.O. Rías Baixas. Se trata de un proyecto pequeño, con unas instalaciones cómodas donde alberga viejos tinos de roble, barricas de distintos tamaños, orígenes y edades, y también depósitos de acero inoxidable.

Forjas do Salnés es una bodega familiar que ha alcanzado ya su velocidad de crucero y que año tras año mejora la calidad de sus vinos basándose sobre todo en un meticuloso trabajo en la viña y en una elaboración basada en las raíces de la tierra. Gestionan alrededor de tres hectáreas de viñedo propio, a muy pocos metros de altitud, menos de 100 y alguna que otra finca controlada. Sus métodos de conducción son en emparrado, diversificadas en siete fincas: El Torno, Xesteira y A Telleira para Albariño, y Aimeirón, Xacobeira de Abaixo y Xesteira de Abaixo para sus uvas tintas.

 

Los vinos de Forjas do Salnés

Te ofrecemos a continuación el listado de los vinos de Forjas do Salnés:

Forjas do Salnés
elabora una amplia gama de vinos blancos y tintos bajo diferentes marcas comerciales.

Entre los blancos destaca Leirana Albariño, un monovarietal de Albariño procedente de un viñedo de unas 4 hectáreas, con cepas de entre 40 y 60 años de edad plantadas en suelos de arena y granito, cuya fermentación se la realiza en depósitos de acero inoxidable con control de temperatura dejando el vino en contacto con sus propias lías un corto espacio de tiempo. Es el vino que obtuvo los 92 puntos Parker y también fue calificado como el mejor vino de la DO Rías Baixas por The New York Times en su añada 2012.

Otro de sus blancos sobresalientes es Leirana A Escusa, elaborado 100% con uva albariño pero fuera de la DO Rías Baixas, cuyo nombre procede del monte a Escusa, que separa las rías de Arousa y Pontevedra y que se encuentra muy próximo a la bodega. La primera añada de A Escusa nace de un vino que no fermentó correctamente. En 2008 uno de los depósitos de 500 litros destinados a la producción de Leirana detiene de manera accidental su fermentación, y Rodrigo llama a Raúl Pérez para intentar salvar el vino, pero al probar el resultado, deciden darle reposo y finalmente sacarlo al mercado. Desde entonces se sigue produciendo el vino, aunque ya no de forma accidental.

Otro de sus grandes blancos es Leirana Finca Genoveva, procedente de Albariño que crece en la finca Genoveva, plantada hace más de 100 años. Se vinifica en fudre y recibe una crianza de roble durante 12 meses. Cos Pés es su otro blanco muy especial, elaborado con Albariño y pisado con los pies, como su nombre indica, hasta que arranca la fermentación, después macera con sus hollejos en fudres de roble usado. Procede de una finca cercana al mar situada al lado de la finca que produce el famoso Sketch, de suelo arenoso con presencia de cantos rodados.

Otro blanco que merece un punto y aparte es su Goliardo A Telleira, donde la inquietud de Raúl Pérez ha llevado este vino a criarse bajo el mar, en unas jaulas especiales, a 30 metros de profundidad. Se elabora con uva Albariño procedente de una única parcela con cepas de más de 40 años y fermenta en barricas de 700 litros durante 12 meses. Posteriormente se afina durante 2 meses a 30 metros bajo el nivel del mar.

En cuestión de tintos, la bodega elabora una colección bajo las etiquetas Goliardo, donde destacan sus tintos varietales de Caiño, Espadeiro, Laureiro, y el especial Goliardo Finca Genoveva Caiño procedente de un viñedo muy viejo, todos con una crianza media entre 12 y 14 meses en barrica de roble francés. Vinos con un marcado carácter atlántico.

Otro tinto de carácter muy atlántico, vino de mar le llama la bodega, es Bastión de Luna, elaborado con un puzzle de variedades: Mencía, Loureiro, Espadeiro y Caiño Tinto, todas de viñas viejas, con un proceso de elaboración totalmente artesanal y poco intervencionista, criado durante 12 meses en barricas de roble francés viejas para conseguir una buena oxigenación y poca aportación de madera al vino, y dejar al descubierto su carácter más atlántico y algo salino.