Vino de la bodega Casar de Burbia

Los excepcionales viñedos son cuidados con absoluta dedicación y cariño para poder obtener la máxima expresión de la Mencía, y donde las elaboraciones y crianzas están cuidadosamente diseñadas para mantener un equilibrio que preserve siempre la personalidad de la fruta. El mejor patrimonio de la bodega en sin duda las 27 has. de viñedo que circundan El Camino de Santiago.

Filtrar resultados:

Precio
Puntuación
País
Zona de elaboración
Denominación de origen
Bodega
Envejecimiento
Tipo de Uva
Elaboración
Formato
Maridaje
Año

Hay 4 productos.

4 productos

Filtros activos

Casar Godello 2019

Godello sobre lías del Bierzo cremoso y untuoso

España   D.O. Bierzo (Castilla y León)

Casar Godello 2019
Vista rápida
Precio base 11,45 £ Precio 10,55 £
Duty paid
  • -7,89%
  • Nuevo
  • -8%

Hombros 2016

Gran mencía producto de la dedicación y el cariño

España   D.O. Bierzo (Castilla y León)

Hombros 2016
Vista rápida
Precio base 16,62 £ Precio 15,20 £
Duty paid
  • -8,55%
  • Nuevo
  • -9%

Hombros 2018

Gran mencía producto de la dedicación y el cariño

España   D.O. Bierzo (Castilla y León)

Hombros 2018
Vista rápida
Precio base 16,62 £ Precio 15,20 £
Duty paid
  • -8,55%
  • Nuevo
  • -9%

Casar de Burbia 2017

Sensualidad y potencia mencía

España   D.O. Bierzo (Castilla y León)

Casar de Burbia 2017
Vista rápida
Precio base 11,93 £ Precio 10,98 £
Duty paid
  • -7,94%
  • Nuevo
  • -8%
93
Peñin
89
Suckling

Conoce Casar de Burbia

La variedad reina es la Mencía y posiblemente en las viñas aledañas a El Camino de Santiago está la Mencia más antigua del Bierzo. Cuando la familia Fernández Bello empezó a adquirir viñedos viejos en el año 1989 los viñedos de la montaña de Valtuille de Arriba, con altitudes superiores a los 700 m, sufrían un lento y patente abandono debido a la escasa producción frente al fértil valle. Los viñedos antiguos necesitaban ser regenerados ya que mas del 30 % de ellos estaban plantados de cepaje blanco en su mayoría Palomino, variedad de escasa calidad enológica en la zona. La bodega comenzó un trabajo que duró 7 años en el que se injertaron más de 9.000 plantas en los pies antiguos de las cepas existentes. Utilizando las técnicas de injerto más tradicionales de la zona, el injerto de meseta, se cambiaron las variedades blancas por la variedad reina de la zona Mencia. Todo este esfuerzo que hoy tiene sus frutos supuso un trabajo de regeneración de viñedos sin igual en El Bierzo.