Blog de vino

No te pierdas nuestros artículos sobre el mundo del vino. Bodegas, elaboraciones, zonas vinícolas, maridajes, entrevistas con los mejores profesionales del panorama vinícola… Todas las novedades sobre el mundo del vino.

¿Por qué las botellas son de 75 cl.?

Servicio del vino

Existen al menos 10 tamaños distintos de botellas de vino y la medida más habitual es la de la botella con capacidad para 75 cl. ¿Te has preguntado por qué?



Curiosas son las respuestas a esta pregunta y una de las más destacables afirma que es la cantidad de líquido que se dice que se obtiene de un kilogramo de uva: 75 cl.

Otra de las teorías que se manejan al respecto hace referencia a que 75 cl. era la capacidad pulmonar que tenían los sopladores de vidrio y que eran los encargados de elaborar las botellas en aquella época en la que aún no se fabricaban de manera industrial.

De estas historias o leyendas urbanas hay una que puede que sea la más certera y aceptada y es la que hace referencia a la primera gran industrialización de botellas, hacia el siglo XVIII. En aquella época era el imperio británico el que dominaba la distribución de vino en el mundo.

Los ingleses utilizaban galones para medir los líquidos. Un galón tiene una capacidad de 4,5 litros. Si dividimos este galón entre seis, nos da de resultado 0,75 litros (75 cl.) Así que un galón equivale también a 6 botellas de vino, curiosamente la cantidad exacta de botellas que caben en una caja estándar.

En el año 1821 H. Ricketts & Co.Glass Works Bristol patentó un método de elaboración de botellas para vino de forma mecánica y fue en los años 70 cuando se estandarizaron las medidas del vino con el objetivo de facilitar las exportaciones/importaciones, la recaudación de tasas y la protección de los clientes ante posibles fraudes en la cantidad de los contenidos.

¿El tamaño importa?

Pues sí, en este caso rotundamente sí que importa.

¿A qué nos referimos?

Existen dos grandes enemigos del vino: la temperatura y el oxígeno.

Las botellas de grandes formatos permiten que, en proporción, el líquido contenido tenga un menor contacto con el espacio de aire que queda en el interior de la botella. De esta manera el envejecimiento es paulatino y lento. Y por lo que se refiere a la temperatura, ésta afecta en menor porcentaje cuando se trata de una cantidad de líquido mayor.

Es por ello que los grandes coleccionistas prefieren conservar sus vinos en formato mágnum. Este tamaño de botella tiene una capacidad de 1,5 litros y equivale a dos botellas del tamaño más habitual, las de 75 cl.

Y tú ¿has probado tu vino favorito en versión mágnum?

Además de ser formatos ideales para conservar el vino, son botellas perfectas para compartir, para descorchar en compañía y para vestir las mesas de ambiente festivo.

¡Haz la prueba!  Comprando tus vinos en botellas mágnum podrás contribuir a alargar la longevidad de tus vinos favoritos y cuando decidas descorchar alguna de estas botellas te aseguramos que nadie permanecerá indiferente. ¡Todo un espectáculo garantizado!

Artículos relacionados

Suscríbete ahora a nuestro newsletter Recibe ofertas exclusivas, novedades y noticias del mundo del vino.