Vino de la bodega Numanthia

Numanthia es una de las bodegas  más emblemáticas de la DO Toro. El nombre de Numanthia rinde homenaje a la ciudad de Numancia, símbolo de resistencia y tenacidad, al resistir, hace 2000 años y durante más de 100, al asedio de las legiones romanas. Con él quisieron hacer un paralelismo entre esta resistencia y sus viñedos centenarios que resistieron a la plaga de la filoxera que atacó a toda Europa a finales del siglo XIX, y de los que nace su vino top de gama Termanthia, el primer vino de Toro que conquistó los 100 puntos Parker.

Filtrar resultados:

Precio
Puntuación
País
Zona de elaboración
Denominación de origen
Bodega
Envejecimiento
Tipo de Uva
Elaboración
Formato
Maridaje
Año

Hay 3 productos.

3 productos

Filtros activos

Termes 2017

Todo el poderío de Toro con una acidez muy vivaz

España   D.O. Toro (Castilla y León)

Termes 2017
Vista rápida
6x
-5%
20,66 €
unidad
Precio 21,76 €
IVA incl.
  • Nuevo
90
Peñin
94
Suckling

Numanthia 2016

Concentración frutal y excelente estructura

España   D.O. Toro (Castilla y León)

Numanthia 2016
Vista rápida
6x
-5%
40,45 €
unidad
Precio 42,58 €
IVA incl.
  • Nuevo

Termanthia 2013

Una joya de Toro

España   D.O. Toro (Castilla y León)

Termanthia 2013
Vista rápida
6x
-5%
231,76 €
unidad
Precio 244,01 €
IVA incl.
  • Nuevo
96
Peñin
93
Parker
91
Winespectator
94
Suckling

Conoce Numanthia

El origen de este proyecto se remonta a finales de los años 90, con el interés que despertaron estas tierras y sus viejas cepas en los hermanos Eguren, de larga tradición en el cultivo y elaboración de vinos en singulares pagos riojanos como Sierra Cantabria, Señorío de San Vicente, Viñedos de Páganos, Dominio de Eguren y en la actualidad en Teso la Monja, también en Toro. En el año 2008, tras haber conseguido su vino Termanthia la máxima puntuación, 100 puntos, otorgada por el prestigioso crítico Robert Parker, la bodega, sus viñedos y sus marcas fueron compradas por el grupo francés de lujo Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH). Con esta compra, el grupo LVMC incorporó a su exclusivísimo portafolio de marcas tres vinos de Toro que se unen a otros de clase mundial que esta multinacional ya posee, entre los que figuran vino míticos como el Château d’Yquem, el Sauternes más cotizado, Château Cheval Blanc, además de Champagnes únicos como Krug, Dom Pérignon, Veuve Clicquot, Mercier,  Ruinart o el más popular Moët & Chandon. La compañía se formó en 1987 tras la fusión de dos grandes empresas, la casa de modas Louis Vuitton y Moët Hennessy, formada en 1971 tras fusionarse la productora de champaña Moët & Chandon con la casa productora de cognac Hennessy.

Sin embargo, la venta de Numanthia no marcó la salida de la familia Eguren de Toro, ya que la cosecha de 2007 la vinificaron en una nueva bodega que opera bajo la denominación comercial de Dominio de Eguren, cuyos responsables están en pleno proceso de compra de viñedos con los que abastecer y dotar del perfil que suelen tener los vinos de los Eguren.

 

Historia de la bodega

La bodega está ubicada en el pueblo de Valdefinjas, a escasos kilómetros de la ciudad de Toro, y cuenta con 49 hectáreas de viñedo sin injertar, es decir, de pie franco, en los municipios de Valdefinjas y Toro, de las cuales casi la mitad están plantadas con viñas de entre 70 y 100 años de edad, además de una pequeña finca de 4,8 hectáreas en Argujillo con cepas plantadas entre 1870 y 1890, y que son el origen del excepcional vino Termanthia. También la bodega tiene identificados y en cultivo cinco clones diferenciados de Tinta de Toro, una variedad de la familia de la tempranillo que se presenta en racimos gruesos pero de uva pequeña, de intenso color y taninos muy potentes que tienen como hábitat las extremas condiciones de un clima muy seco y de un suelo de arena y piedra que en ocasiones supera los cuatro metros de profundidad sobre un subsuelo arcilloso.

Desde 2015 Lucas Löwi es el director de Bodega Numanthia, un argentino de Mendoza y apasionado del vino, que ha cruzado el Atlántico para hacerse cargo de la bodega toresana del grupo LVMH, tras una trayectoria vinculada a los vinos argentinos del conglomerado del lujo. Lucas es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas en la Universidad Nacional de Cuyo y MBA por el IAE Business School de Buenos Aires, ha desempeñado labores de ventas y exportación en Coca-Cola y Bodegas Santa Ana, antes de incorporarse a Moët Hennessy Estates & Wines, donde fue gerente de exportación de Bodegas Chandon Argentina y gerente senior de desarrollo de negocios para Latinoamérica. La pasión de Lucas Löwi por el mundo del vino viene determinada por sus raíces familiares en la tierra de Mendoza, Argentina, al pie de Los Andes. Por otro lado, Manuel Louzada es el responsable de la bodega. Es un apasionado enólogo de origen portugués, con una dilatada experiencia en la elaboración de vinos y espumosos en Argentina con Bodegas Chandon, Terrazas de los Andes y Cheval des Andes, que asumió el desafío de esta bodega desde su adquisición por Estates & Wines, la división de vinos de LVMH.  

 

Filosofía de trabajo

Con una elaboración meticulosa y tenaz, definida por los pequeños detalles, la bodega ha evidenciado como se puede extraer un gran potencial de elegancia y refinamiento en vinos duros de origen. En el caso de Toro hay dos factores que se complementan. Uno es que está en una zona muy calurosa, en verano se llega a 42 grados, pero la zona es así y conocen muy bien las características de la tierra, arenosa. El otro es la poda. Para Numanthia es muy importante la poda en vaso para mantener la acidez. Tienen cepas de entre 30 y 40 cm de altura y con la poda dan el equilibro en la viña, que tiene que ser muy cuidada. La parte de arriba de la cepa tiene como una corona, y no permiten que los racimos queden en medio sino que crezcan protegidos. Por otro lado, los terrenos de Toro con más de un 60 por ciento de arena y elevada acidez impiden que la filoxera prospere. Sin embargo, esta plaga supuso un filtro en la evolución genética de las cepas de los Tempranillos que surgieron hace unos mil años y evolucionaron para adaptarse a las distintas zonas. En Toro, se adaptó en la línea de la Tinta de Toro. Y aunque la filoxera arrasó con todas las cepas, la gente salvó las mejores, dejando perder las que daban menos uvas o no florecían bien todos los años. Entonces la variedad genética se perdió y, actualmente, todos los Tempranillos plantados provienen de dos clones. La Tinta de Toro proviene de una línea genética sin filtrar, por lo que su adaptación genética sigue intacta. Uno de los factores principales de trabajo es con sus uvas para hacer Numanthia y elaborar cada terroir con el material genético. La bodega tiene descritos hasta cinco materiales genéticos distintos. La idea fue transformar la Tinta de Toro para dar un nuevo tipo de vino. Todo el trabajo que hacen en viticultura sobre selección de viñedos viejos, incluso aquellos que soportaron a la filoxera con más de cien años, va en ese sentido. Los viñedos tienen una superficie media de entre 0,6 a 0,7 hectáreas, lo que se traduce entre 600 a 800 cepas por parcela, rodeadas de monte. Es habitual ver ratones e incluso culebras hibernando dentro de alguna cepa. Además, cuentan con la arena del suelo, con el calor, con que no llueve y con la propia resistencia de la uva que tiene un hollejo muy duro para resistir la sequedad, lo que propicia que realicen un cultivo ecológico. Este fue un objetivo desde el principio y por el que solamente emplean azufre para cualquier tratamiento.

 

 

Los vinos de Bodegas Numanthia

A continuación te ofrecemos la lista de los vinos de Bodegas Numanthia, los cuales puedes adquirir en Decántalo

Termes es el vino más joven de la bodega. Es un monovarietal de Tinta de Toro cuyas uvas provienen de viejos viñedos de 30 a 50 años plantados a 700m de altitud. La vendimia se realiza de forma manual en el punto óptimo de maduración, aplicando una rigurosa selección de racimos en el viñedo. Para su elaboración se realizó una fermentación de 8 días a una temperatura controlada de 26-28º C, con 2 bazuqueos diarios. Posteriormente se efectuó una maceración con los hollejos que se prolonga durante 21 días, aplicando también suaves bazuqueos. Después de la fermentación, el vino recibe una crianza de 16 meses en barricas de roble francés de primer año, con trasiegos cada 4 meses. En nariz es fresco, con gran protagonismo de frutas de bosque como la mora o la fresa silvestre junto a recuerdos de la barrica y ligeros aromas de café, romero, canela y pimienta blanca. En boca es amplio, con sensaciones frutales que recuerdan las cerezas negras y ciruelas, con buena acidez, y un final largo y persistente.

Numanthia nace de la uva Tinta de Toro procedente de viñedos de 30 a 50 años, cultivados a una altitud de 700 m. La vendimia se realiza exclusivamente manual con rigurosa selección en viñedo de racimos en perfecto estado sanitario y en su momento óptimo de madurez. Realiza una elaboración tradicional, con un 100% de uva despalillada y a una temperatura controlada entre 26º y 28° C con una prolongada maceración con los hollejos durante 25 días, con bazuqueos suaves, y una crianza en barrica nueva de roble francés durante 18 meses, con trasiegos cada 4 meses. Es un vino intensamente aromático con destacada presencia de frutas negras, principalmente arándanos y grosellas negras, acompañadas de notas de higos y crema pastelera, donde unos ligeros matices de pimienta negra y clavo se complementan con aromas de avellana tostada. En boca es intenso, potente y vigoroso con una asombrosa estructura, y una impresionante expresión frutal, junto con unos taninos perfectamente maduros que conforman una untuosa sensación en boca. El final es muy largo y elegante, con notas de hojas de tabaco y toques balsámicos, destaca la complejidad y la elaboración artesanal de este extraordinario vino.

Termanthia es un vino de pago procedente del viñedo “Teso de los Carriles” situado en Argujillo, con una superficie de 4,78 has, con cepas en pie franco plantadas entre 1870 y 1890, a 80 metros de altitud. Se vendimia se realiza exclusivamente manual, con despalillado a mano y una selección rigurosa grano a grano. Maceración pre-fermentativa en frío durante 5 días y  maceración prolongada con los hollejos durante 16 días. Fermenta en dos depósitos troncocónicos de roble francés de 10 hl y dos de 20 hl, es pisado dos veces al día durante 10 días, y recibe una crianza de 20 meses en doble barrica nueva de roble francés, con trasiegos cada 4 meses. Un vino complejo y elegante. Extremadamente rico y completo, donde la nariz es una paleta sofisticada de aromas. Frambuesas frescas, zarzamoras, grosellas y otras frutas negras se encuentran arropadas por aromas florales de violetas y pétalos de rosa. También presenta matices de pimienta negra y almendras tostadas que evolucionan hacia especias dulces como cardamomo y vainilla, terminando en trufas y notas minerales características del terroir. En boca es elegante y aterciopelado, con un equilibrio perfecto entre acidez y taninos firmes y sedosos, que confieren a este vino una gran estructura y volumen, con una progresiva explosión de aromas delicados y concentrados, y una profunda evolución en copa en la que se vuelven a sentir todos los aromas de nariz, frutas rojas y negras, cacao y notas florales cubriendo el paladar hasta llegar a un prolongado y complejo final de boca con toques especiados, minerales, y notas tostadas.