Vino de la bodega Finca Antigua

Finca Antigua es el proyecto de la Familia Martínez Bujanda en la DO Mancha. Situada entre las provincias de Cuenca y Toledo, Finca Antigua es la plataforma perfecta para dar rienda suelta a la imaginación y creatividad, aunando lo mejor del viejo y del nuevo mundo, y elaborar una colección de vinos tanto monovarietales como de coupage, sorprendentes, creativos e innovadores, que expresan la personalidad de la tierra donde se cultivan.

Filtrar resultados:

Precio
País
Zona de elaboración
Denominación de origen
Bodega
Envejecimiento
Tipo de Uva
Elaboración
Formato
Maridaje
Año

Hay 4 productos.

4 productos

Filtros activos

Finca Antigua Cabernet Sauvignon 2016

Un cabernet sauvignon que desprende frescura

España   D.O. La Mancha (Castilla La Mancha)

Finca Antigua Cabernet...
Vista rápida
Precio 6,18 €
IVA incl.
  • Nuevo

Finca Antigua Merlot 2017

Un monovarietal de la Mancha

España   D.O. La Mancha (Castilla La Mancha)

Finca Antigua Merlot 2017
Vista rápida
Precio 6,78 €
IVA incl.
  • Nuevo

Finca Antigua Syrah 2017

Una agradable muestra de todo el potencia de La Mancha

España   D.O. La Mancha (Castilla La Mancha)

Finca Antigua Syrah 2017
Vista rápida
Precio 8,02 €
IVA incl.
  • Nuevo

Conoce Finca Antigua

Finca Antigua pertenece al grupo familiar de Martínez Bujada, que actualmente lo componen cinco bodegas: Finca Valpiedra (DOCa Rioja), Finca Antigua (DO La Mancha), Finca Montepedroso (DO Rueda), Viña Bujanda (DOCa Rioja) y Cosecheros y Criadores (Vinos de la tierra de Castilla), todas ellas con un denominador común: la elaboración de vinos a partir de viñedos propios, pero con la diversidad y riqueza de zonas muy diferentes de cultivo.

La historia de esta saga familiar está íntimamente ligada a Joaquín Martínez Bujanda cuando fundó en 1889 la bodega original en Oyón (Álava). En 1981, su nieto Jesús Martínez Bujanda impulsó notablemente la bodega, amplió la extensión de sus viñedos y sentó las bases que han permitido su actual desarrollo. No obstante, la primera expansión familiar comenzó en 1951 con Cosecheros y Criadores, una bodega pensada desde su origen para la exportación de vinos y que hoy comercializa en el exterior el 60% de la producción bajo la indicación Vinos de la Tierra de Castilla. En los años 90 del siglo pasado, los hermanos Carlos y Pilar, cargados de experiencia tras muchos años de trabajo con su padre, deciden emprender un nuevo proyecto basado en la filosofía de elaborar vinos de finca, por lo que en 1997 comienzan la construcción de una nueva bodega, Finca Valpiedra, una bodega integrada en un excepcional paisaje sobre uno de los grandes meandros del Ebro en el límite entre las localidades de Fuenmayor y Cenicero.

Apenas unos años después, Carlos y Pilar se enamoran de un espectacular e irrepetible viñedo en una de las zonas más extremas para el cultivo y desde el año 2003 se integra al grupo familiar Finca Antigua. En el año 2009, la familia decide embotellar toda la producción del resto de sus viñedos en Rioja e inauguran Viña Bujanda. Familia Martínez Bujanda, hasta entonces centrados en la elaboración de vinos tintos, aborda en el año 2008 la compra de 25 hectáreas de viñedo y la construcción de Finca Montepedroso (inaugurada en el 2012), y empieza la elaboración de blancos con la personalidad de un singular terruño en el mismo corazón de la DO Rueda.

 

Historia de la bodega

Finca Antigua se localiza en el término municipal de Los Hinojosos, en el extremo suroccidental de Cuenca (97 kilómetros) y a escasos kilómetros de la provincia de Toledo (138 kilómetros hasta la capital). Familia Martínez Bujanda adquirió Finca Antigua a principios del año 1999 e inauguró la bodega de nueva construcción en el año 2003. Finca Antigua, cuyo nombre hace referencia a las numerosas viñas viejas, es una extensión de 1.000 hectáreas, con una altitud superior a los 900 metros, de las que 421 son viñedo. El proyecto arquitectónico lo llevó a cabo LKS Estudio, que la diseñaron bajo un sistema de vendimia y elaboración por gravedad (eficiencia energética), y con una integración plena del conjunto final en el maravilloso entorno natural. Finca Antigua es hoy un magnífico ejemplo de adaptación al paisaje. Es una bodega absolutamente funcional y respetuosa con el medio. La balsa de agua determinó la ubicación de la bodega y la forma de un edificio contemporáneo y eficiente, testigo de la convivencia armónica entre naturaleza, cultivo y arquitectura.

La nave de elaboración, que aprovecha la topografía del terreno, con diseños en diferentes cotas para el tratamiento de la uva en todos sus procesos por gravedad, se concibió como un gran laboratorio donde la pulcritud, llaman la atención. En su interior encontramos con las últimas innovaciones tecnológicas, pero siempre respetando el mimo artesanal en la producción del vino. Acero, piedra, obtenida de la misma finca, y cemento son los materiales utilizados para diseñar un espectacular edificio formado por tres grandes cajas.

Por otro lado, la reconversión de la finca supuso un arduo trabajo técnico de catalogación e identificación de parcelas, que concluyó con la plantación de nuevas variedades con gran potencial de adaptación al terruño y la conservación de aquellas capaces de recuperarse de las cicatrices de la erosión. En la actualidad, el viñedo está distribuido en 40 parcelas diferentes, en las que se cultivan y vendimian por separado las diferentes uvas de su amplio catálogo varietal, que incluye desde las nacionales de Viura, Garnacha, Tempranillo y Moscatel hasta las internacionales Merlot, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot y Syrah. Los suelos de Finca Antigua, en términos generales, se caracterizan por un carácter franco calizo, al mismo tiempo que son pobres en materia orgánica. Esta rusticidad de los suelos, aptos únicamente para cultivos tan recios como el de la vid, y la extraordinaria amplitud térmica entre el invierno y el verano y entre el día y la noche, les ofrecen una acidez característica y un bajo pH natural en las uvas, de forma que les permite obtener una madurez fenólica plena sin abusar del grado alcohólico.

 

Filosofía de trabajo

El trabajo de campo, de parcelación del viñedo y de cultivo de varietales en pagos específicos, condiciona todo el trabajo de bodega. La elaboración de los vinos varietales se hace por separado, por lo que la nave de vinificación cuenta con 40 depósitos de acero inoxidable, auto-vaciantes y totalmente automatizados, con una capacidad para 50.000 kilos de uva cada uno de ellos. El pabellón de elaboración cuenta además con 36 depósitos de guarda y estabilización, de diferentes capacidades, en los que el vino realiza la fermentación maloláctica y donde se efectúan los primeros trasiegos. En la nave de tipificación se realizan los tratamientos de filtración, clarificación y, finalmente, los ensamblajes de las distintas variedades que darán lugar a los crianzas Finca Antigua y Ciclos de Finca Antigua. Asimismo, la bodega trabaja con varios proyectos de investigación y desarrollo con micro elaboraciones en depósitos de apenas 200 litros para seguir y analizar los diferentes resultados con variedades experimentales y diferentes coupages.

La nave de crianza en barrica tiene capacidad para albergar 4.500 barricas de roble francés y americano, que se renuevan constantemente, y que se apilan por el moderno e innovador sistema denominado “nido de abeja”.

Por otro lado, la bodega está adosada a una balsa de agua que hace autosuficientes las necesidades de riego y de agua. La humedad en la zona de envejecimiento es clave, ya que es responsable de una mayor o menor evaporación del vino de las barricas, con lo que es necesario mantener un grado de humedad externo entorno del 75/80%. El talud que sujeta el embalse de riego, cubierto de piedra caliza de la propia finca, ejerce de reservorio natural proporcionando los niveles de humedad relativa óptimos, que completan con un sistema de refrigeración que mantiene estable la temperatura entre 14 y 17 grados durante todo el año.

 

Los vinos Finca Antigua

Te mostramos acto seguido la lista de los vinos elaborados por la bodega Finca Antigua:

Finca Antigua Petit Verdot es varietal de Petit Verdot cuyas uva provienen de la parcela el Granero, de 20 hectáreas, y recibe una crianza de 12 meses en barricas de roble francés. Ofrece aromas varietales, de lila, moras y cilantro, y de sotobosque, corteza de pino y hojarasca, junto a ligeras notas lácteas, caja de puros y ebanistería fina. En boca es estructurado, con tanino muy fino y pulido, graso, equilibrado.

Finca Antigua Syrah es un varietal procedente de dos parcelas, La Alfalfa y La Cantera, de doce y trece hectáreas respectivamente, y una crianza de 10 meses en barricas de roble francés. Destacan las notas de flores azules como las violetas, lilas, notas de regaliz y tintero. Muy complejo. La madera perfectamente integrada muestra notas de clavo, cedro y especias. En boca es amable, con gran cremosidad y un final gustoso que invita a repetir.

Finca Antigua Merlot procede de la parcela Sierra de la Higuera, y posee una crianza de 8 meses en barrica de roble francés. Potente nariz, de flores blancas (madreselva, ortiga y flor de abedul) con notas de pastelería y tostados. En boca es sedoso, redondo y muy fresco, con volumen, sin aristas, pero mostrando a la vez estructura y sobretodo frescura a pesar de su madurez.

Finca Antigua Garnacha es un varietal procedente de la parcela El Granero, de apenas tres hectáreas, con una crianza de 8 meses en barrica de roble americano. Ofrece aromas florales (flor de azalea, y árbol del paraíso) y de sotobosque (corteza de pino, hojarasca y hoja rota de acebo), con ligeras notas tostadas, de tabaco y maderas finas como el nogal. En boca es intenso pero con un tanino muy fino, con estructura y nervio, y final fresco y sabroso.

Finca Antigua Cabernet Sauvignon nace de las 38 hectáreas de la parcela Las Mateas, con una crianza de 10 meses en barrica de roble americano. Muy varietal en nariz, con recuerdos balsámicos, minerales propios de la variedad, con notas lácteas y de sotobosque. Ataque robusto con gran estructura y un desarrollo de volumen de sensación horizontal y vertical.

Finca Antigua Tempranillo nace de la parcela Las Escalerillas, de 62 hectáreas, y tiene una crianza de 10 en roble americano. Es un vino de alta intensidad, con aromas de frutas rojas en compota, yogurt (lácteos), higos secos, vainilla, endrinas, cassis, toffeey chocolate blanco. Ataque cremoso, robusto pero sin aristas, carnoso, con una sensación de volumen que le marca carácter, con frescura, muy largo y persistente.

Finca Antigua “Clavis” es un coupage de variedades que proceden de la parcela Pico Garbanzo, de 4 hectáreas, y tiene una crianza de 21 meses en barrica nueva de roble francés. Posee aromas intensos de sotobosque y balsámicos (tomillo, romero, menta) mezclados con aromas cítricos (pomelo, piel de naranja) y frutales (piel de melocotón), junto con notas especiadas de madera nueva y fondo mineral. En boca desarrolla un gran volumen y estructura, con recuerdos de su paso por barrica, redondo y sedoso, de gran amplitud, con tanino presente pero fino y elegante.

Finca Antigua Reserva se elabora con 50% Merlot, 25% Cabernet Sauvignon y 25% Syrah, y tiene una crianza de 22 meses en barrica de roble francés. Intensidad aromática alta, atractivas sensaciones de monte, hojarasca, y notas balsámicas donde destacan las de menta fresca, tomillo y hoja de eucalipto, con recuerdos lácteos y avainillados. El ataque evoca plenitud y contundencia, con desarrollo y un gran volumen y estructura, pero sin mostrar ninguna sensación de dureza, muy graso y agradable.

Finca Antigua Crianza “Único” se elabora con 50% Tempranillo, 20% Cabernet Sauvignon, 20% Merlot y 10% Syrah, y una de 15 meses en barrica de roble americano y francés. Aroma de buena Intensidad, con recuerdos mentolados y minerales, con notas lácteas de yogur y fondo torrefacto con recuerdos de monte bajo y sotobosque. En boca es cremoso, con un desarrollo de forma esférica de un gran volumen, sin aristas.

Finca Antigua Sobre Lías es un blanco varietal de Viura de la parcela El Palomar, de 30 hectáreas, envejecido sobre lías durante 5 meses con removidos semanales. Ofrece un conjunto aromático limpio y franco, de intensidad alta donde destacan las notas de albaricoque, melocotón, pera, hinojo y las de flores blancas (manzanilla, jazmín), con recuerdos de heno recién cortado y ligeros toques de humo. Entrada en boca aterciopelada y sedosa con desarrollo hacia un gran volumen y estructura. La acidez equilibrada le aporta frescura y nervio. Largo y sabroso, de postgusto frutal, con una sensación retronasal de hinojo y anís.

Finca Antigua “Moscatel” es un blanco dulce varietal de Moscatel Morisco procedente de la parcela La Cueva, elaborado a partir de la técnica del soleado natural en paseras hasta deshidratar las uvas. De aromas intensos, con recuerdos a frutas de hueso y de flores blancas como el melocotón. En boca es sedoso y fresco.

Situación de Finca Antigua