Promoción captación transporte gratis España

Transporte gratis + sacacorchos Pulltex de regalo para primeros pedidos de más de 69€. Utiliza el cupón BIENVENIDA

Blog de vino
No te pierdas nuestros artículos sobre el mundo del vino. Bodegas, elaboraciones, zonas vinícolas, maridajes, entrevistas con los mejores profesionales del panorama vinícola… Todas las novedades sobre el mundo del vino.

Veuve Clicquot, una historia con nombre de mujer

Celebramos el 250 aniversario de Veuve Clicquot, una Maison de Champagne que ha sentado precedentes desde su creación, y lo hacemos homenajeando a Barbe-Nicole Ponsardin, quien con solo 27 años se convirtió en la primera mujer en hacerse cargo de una casa de champagne y además la convirtió en una de las más reconocidas del mundo.

Te invitamos a conocer su historia.

Si en la actualidad la presencia femenina en el mundo de los vinos y espumosos es aún minoritaria, puedes imaginar cómo debería ser en 1772, fecha de fundación de la casa de vinos espumosos Clicquot, época en la que las mujeres no contaban con un papel importante en el mundo empresarial, no se les permitía trabajar, ni siquiera tener una cuenta bancaria.

Barbe-Nicole Ponsardin se casó con François Clicquot, hijo del fundador de la maison, pero éste murió de manera prematura en 1805, dejando a Barbe-Nicole viuda y con una hija pequeña. La viuda de Clicquot heredó el negocio de vinos espumosos de su esposo y, gracias al tiempo que pasó en su compañía, aprendiendo y compartiendo la pasión por la elaboración y distribución del champagne, fue que se atrevió a asumir las riendas de la empresa.

Madame Clicquot provenía de una buena familia donde había sido preparada para ser una esposa y madre ejemplar, sin embargo, gracias a su audacia e inteligencia asumió el riesgo de dirigir Veuve Clicquot y hacerse valer en un mundo, en ese entonces, dominado por hombres.

Madame Clicquot estuvo dispuesta a arriesgar su propio patrimonio para salvar la empresa de su esposo, que su suegro, Philippe Clicquot, destrozado por la muerte de su hijo, estuvo a punto de cerrar. Y no solo fue capaz de remontar, también consiguió innovar para mejorar. Fue Barbe-Nicole quien inventó las “mesas de removido”, los inconfundibles pupitres que podemos encontrar en las bodegas de espumosos y que sirven para que las levaduras se sitúen con facilidad en el cuello de cada botella, cuya posterior extracción consigue un espumoso cristalino, sin sedimentos.

La audacia de la Viuda de Clicquot consiguió evadir el bloqueo inglés y enviar embajadores de su marca por toda Europa. También fue la primera en exportar champagne a Rusia, tras la caída de Napoleón I, adelantándose a sus competidores y consiguiendo el éxito de su famosa bebida espumosa en la corte del zar Alejandro I. A ella le debemos también la creación del champagne rosado y de los champagnes de añada.

En la actualidad, la maison Veuve Clicquot continúa bebiendo de la filosofía que Barbe-Nicole Ponsardin heredó a esta gran casa de champagne, donde trabajan bajo el lema “Una sola calidad, la mejor”. Aquí también reconocen la labor de mujeres líderes y emprendedoras que, como la viuda de Clicquot, han sido capaces de vencer las adversidades para alcanzar el éxito.

El champagne de la famosa etiqueta amarilla es uno de los más solicitados y admirados del mundo. Un espumoso que debe su esencia a una sorprendente mujer. No cabe duda de que, después de conocer la historia de Barbe-Nicole Ponsardin, la viuda de Clicquot, queda claro el por qué se le conoce como “La Gran Dama del Champagne”.