Promoción captación transporte gratis España

Transporte gratis + sacacorchos Pulltex de regalo para primeros pedidos de más de 69€. Utiliza el cupón BIENVENIDA

Blog de vino
No te pierdas nuestros artículos sobre el mundo del vino. Bodegas, elaboraciones, zonas vinícolas, maridajes, entrevistas con los mejores profesionales del panorama vinícola… Todas las novedades sobre el mundo del vino.

¿Qué son las levaduras?

Convertir el zumo de uvas en un delicioso vino nos hace pensar en los enólogos como personas con increíbles poderes bíblicos, pero son las levaduras las que están detrás de esta magia vinícola. Estos seres diminutos son la clave que está detrás del milagro.

A continuación te contamos qué son las levaduras y cómo influyen en la elaboración y personalidad de un vino.

¿Qué son las levaduras?

Las levaduras son microorganismos vivos que se encargan de convertir en alcohol el azúcar presente en el zumo de uvas, es decir, transforman el mosto en vino. Esto sucede durante el proceso que conocemos como fermentación.

Estas pequeñas aliadas se encuentran de manera natural en la piel de las uvas y en el entorno del viñedo y es a lo que llamamos levaduras autóctonas.

¿Cómo sucede el milagro?

Para elaborar pan también se necesita el trabajo de las levaduras y, curiosamente, la misma levadura (natural, no química) que se utiliza para el pan es la levadura dominante en la transformación del mosto en vino. Se llama Saccharomyces cerevisiae y debemos estarle muy agradecidos porque también nos permite disfrutar de la cerveza.

Durante la fermentación, además de que el azúcar del mosto se transforma en alcohol, también se libera dióxido de carbono (gas), por lo que las levaduras también contribuyen a que podamos disfrutar de vinos espumosos como el champagne. 

Acabada la fermentación, cuando el mosto ya es vino, las levaduras finalizan su trabajo y mueren, precipitándose al fondo del depósito donde se realizó la fermentación. Con el tiempo se descomponen liberando otros compuestos que pueden aportar beneficios al vino.

¿Qué son las lías?

Las lías son pequeñas partículas que se encuentran en el vino después de la fermentación. También se les conoce como “madres del vino”. En estos residuos podemos encontrar restos de levaduras muertas, ácidos grasos, manoproteínas o polifenoles. Aunque pueda parecer extraño, no se trata solamente de un desecho, es algo que aporta interesantes beneficios. Algunos vinos se elaboran y envejecen con sus lías, lo que les confiere una mayor complejidad para ofrecer una experiencia sensorial más interesante.

Se pueden utilizar en vinos tintos, pero es más habitual encontrar la crianza bajo lías en los vinos blancos, pues aportan intensidad, sabores, aromas y contribuyen a alargar la capacidad de guarda de los vinos.

La manera de conseguirlo es a través del battonage, que consiste en agitar el vino periódicamente con un bastón para provocar el movimiento de las lías para que puedan estar en contacto con el vino el mayor tiempo posible y aportar todos aquellos compuestos que beneficiarán al vino, tal y como te lo hemos explicado.

No es obligatorio aplicar este procedimiento a todos los vinos, eso dependerá del estilo y la personalidad que el enólogo busque aportar a un vino en particular.

Como puedes ver, el trabajo que hacen estos pequeños seres vivos es todo un espectáculo de transformación, así que, cada vez que te sirvas una copa de vino, tómate un momento para agradecer a las levaduras que, con la ayuda de viticultores y enólogos, son las verdaderas artífices de esa experiencia única y maravillosa que encontramos en cada botella, creando esa bebida que tanto amamos. ¡Salud a las levaduras y a la magia que traen a nuestros paladares!