Promoción captación transporte gratis España

Transporte gratis + sacacorchos Pulltex de regalo para primeros pedidos de más de 69€. Utiliza el cupón BIENVENIDA

Blog de vino
No te pierdas nuestros artículos sobre el mundo del vino. Bodegas, elaboraciones, zonas vinícolas, maridajes, entrevistas con los mejores profesionales del panorama vinícola… Todas las novedades sobre el mundo del vino.

5 Regiones vinícolas poco conocidas, con vinos excepcionales

En el vasto y fascinante mundo del vino existen regiones vinícolas que, si bien no son tesoros ocultos, no cuentan con la misma atención mediática como Burdeos, el Valle de Napa, la Toscana o Rioja; sin embargo, hay un sinfín de denominaciones menos conocidas que elaboran vinos excepcionales, guardando secretos de sabor y calidad inigualables.

Adentrarse en estas regiones poco exploradas es como abrir una puerta hacia un universo vinícola lleno de sorpresas y descubrimientos emocionantes.

Te invitamos a embarcarte en un apasionante viaje a través de cinco denominaciones vinícolas de las que poco se habla, pero donde se elaboran auténticas joyas líquidas que merecen ser conocidas y apreciadas por los amantes del vino.

Sube, ¡que nos vamos!

5 regiones vinícolas que vale la pena descubrir 

D.O. Montilla-Moriles (España)

Acostumbrada a vivir bajo la sombra del Marco de Jerez, Montilla-Moriles (Córdoba) es también una denominación andaluza donde se elaboran grandes vinos muy similares a los reconocidos vinos generosos de Jerez. Estas dos denominaciones de origen: la D.O. Jerez-Xérès-Sherry y la D.O. Montilla-Moriles, más que rivales, son hermanas que comparten similitudes y cuya personalidad particular se dibuja gracias a algunas diferencias. 

En ambas se pueden encontrar vinos de crianza biológica (los famosos vinos bajo velo de flor), sin embargo, mientras que en el Marco de Jerez la uva principal es la palomino, en la D.O. Montilla-Moriles se cultiva única y exclusivamente la variedad pedro ximénez, con la que se elaboran vinos secos con y sin crianza biológica además de extraordinarios vinos dulces, cuya calidad ha sido reconocida con los codiciados 100 puntos Parker, como los del vino Toro Albalá Don Px Convento Selección, para su añada 1946.

AOC Crémant de Bourgogne (Francia)

Si bien el champagne es el espumoso por excelencia, permítenos hablarte del encanto y la elegancia del Crémant de Bourgogne. Elaborados con la misma meticulosa atención al detalle y la tradición que su célebre vecino, el champagne, los vinos espumosos de la AOC Crémant de Bourgogne son joyas que han permanecido opacadas por las burbujas más famosas del mundo, pero que merecen ser descubiertas.

Estos espumosos se elaboran según el método tradicional (igual que el champagne), con predominio de las uvas chardonnay y pinot noir que, como es bien sabido, encuentran en Borgoña un lugar ideal para expresarse con exquisita finura.   

Con sus finas burbujas, su frescura vibrante y su elegante personalidad, los espumosos de la AOC Crémant de Bourgogne son una alternativa excepcional que nos ofrece una experiencia tan similar al champagne, a un precio más accesible que, ¿por qué no darles una oportunidad?

Friuli-Venezia Giulia  (Italia)

No solo por su comida, sus paisajes y su historia, Italia es también un país afortunado en cuestiones vinícolas. Desde la punta de la bota hasta los Alpes, pasando por sus islas, no hay rincón en Italia donde no exista un viñedo. Famosos son los vinos tintos del Piamonte o la Toscana, pero también existen regiones poco conocidas donde podemos encontrar verdaderos tesoros. 

Friuli-Venezia Giulia está considerada como la cuna de los mejores vinos blancos de Italia y es también un paraíso para los amantes de los vinos naturales y los orange wines. 

Ubicada entre Austria, Eslovenia y la costa adriática, dicen que aquí es donde se elabora el mejor vino blanco de pinot gris del país (¡y probablemente del mundo!)

Esta región italiana es hogar de talentosos enólogos que apuestan por la tradición y que tienen como mentor a Stanko Radikon, un viticultor que priorizaba las elaboraciones naturales y la vinificación con un prolongado contacto de los hollejos de las uvas con el vino (orange wines). Hoy en día sus botellas son auténticos vinos de culto.

Oregon (Estados Unidos)

Si hablamos de vinos en Estados Unidos es California (Sonoma y Napa, principalmente) quien se lleva toda la atención; sin embargo, hay una región que resulta ser una verdadera joya para los amantes de los vinos fluidos y elegantes. Hablamos de Oregon, conocida como la Borgoña del Nuevo Mundo. 

Ubicada en la costa oeste del país, al norte del Estado de California y al sur del Estado de Washington, Oregon cuenta con veranos más cálidos que en California e inviernos más fríos que en el Estado de Washington, condiciones perfectas para el cultivo y la elaboración de vinos de pinot noir, chardonnay o riesling. 

Si eres amante de vinos al estilo borgoñón, aquí encontrarás verdaderos tesoros, pues es la cuna de los vinos más frescos, sutiles y elegantes de todo el país norteamericano.

D.O. Vinos de Madrid (España)

Si hablamos de Madrid enseguida nos viene a la cabeza su riqueza monumental, su animada vida nocturna, su gastronomía y sus rutas de tapas, o sus animados partidos de fútbol, pero difícilmente se nos pasa por la mente que en la comunidad de Madrid también se hace vino, y muy bueno. 

De un tiempo a la fecha la revolución de la garnacha tiene un nombre propio que es el estandarte indiscutible de este movimiento: Comando G. Jóvenes y entusiastas viticultores que elaboran vinos de garnacha delicados, fluidos y minerales, con una finura que no tiene nada que envidiar a los grandes vinos de pinot noir de la Borgoña. 

Además del buen hacer de estos viticultores, gran personalidad de estas garnachas proviene del característico suelo de granito donde crecen y que se comparte con otras denominaciones de origen de provincias como Ávila o Toledo, que colindan con la D.O. Vinos de Madrid, y que están siguiendo el ejemplo de Comando G. Un rincón para buscar vinos de gran calidad que después serán muy difíciles de encontrar.

Así que, aventureros del vino, es hora de alejarse de los habituales destinos enológicos y abrir las copas a nuevas experiencias a través de estos rincones vinícolas menos conocidos, pero con grandes vinos por descubrir y disfrutar. ¿Te atreves a continuar el viaje?