Bodegas Javier Sanz

D.O.: Rueda

Javier Sanz es el ejemplo de la tradición en la viticultura, del meticuloso trabajo en el campo, de ensalzar la personalidad de un territorio con la recuperación de variedades casi desaparecidas y prefiloxéricas, de elaborar tintos en un mar de blancos, de crear vinos capaces de expresar la tierra de la que vienen, y de saber gobernar una bodega singular que en pocos años se convertido en una de las más emblemáticas de nuestro país.

La tradición de la familia Sanz en el mundo del vino se remonta a cuatro generaciones, cuando Agustín Nanclares empezó a cultivar uvas en su propiedad Villa Narcisa, en La Seca (Valladolid), cuya producción vendía a otros elaboradores. Esta tradición se fue manteniendo a lo largo de los años hasta que en 1990 Javier Sanz Cantalapìedra, biznieto de Agustín Nanclares, fundó una primera bodega para elaborar vinos, los cuales vendía a granel, hasta que en 1995 adecuó una nueva bodega con el fin de mejorar la operatividad y los medios técnicos, y comercializar sus propios vinos, lo que supuso el nacimiento de las primitivas marcas Villa Narcisa y Rey Santo, iniciando así un proceso de vinificación moderno que consigue preservar fielmente toda esta filosofía familiar de elaboración del vino con una perfecta sintonía entre la tradición y la modernidad.


Sin embargo, con los años, Javier Sanz ha ido desarrollando un meticuloso y riguroso trabajo en el campo para conseguir una uva de la mejor calidad, y aplicar la mínima intervención posible en el proceso de elaboración de sus vinos, lo que ha supuesto una renovación total de sus vinos y la creación de otros con un estilo tan diferencia como personal.


 


Historia de la bodega


La bodega Javier Sanz Viticultor está ubicada en La Seca, en el corazón de la Denominación de Origen Rueda, pero la localización geográfica de la bodega y sus viñedos es primordial para entender la calidad de sus vinos. La bodega cuenta con 104 hectáreas de viñedos propios cultivados, 14 de uva tinta plantado en vaso en 1975, con un bajo rendimiento de 4.000 kilos/ha. La superficie del viñedo está compuesta por arena y cantos rodados y el subsuelo por una capa arcillosa, lo que favorece la ventilación y drenaje natural de las viñas. Estas características únicas que se encuentran en el pueblo de La Seca, unidas al microclima de la zona, son las que diferencian sus vinos de otros verdejos de la DO Rueda. La Dirección Técnica de la bodega corre a cargo de Santiago de Iscar, responsable de los vinos que se obtienen de sus viñedos, algunos de ellos prefiloxéricos, como El Pago de Saltamontes, plantado sobre el año 1863, con certificación de haber sobrepasado 150 años, y otros viñedos con una edad media que supera los 30 años. Su estrategia desde hace más de 20 años es trabajar la diferenciación genética con la selección de los mejores cepas y mantener en todo momento esa diversidad genética en sus viñedos propios, así como la conservación de los viñedos viejos de variedades autóctonas y la recuperación de otras variedades casi extinguidas. La cercanía de la bodega a los viñedos, ubicados en las primeras bancadas de la Ribera del Duero, facilita un traslado casi inmediato de la uva tras su recolección, tardando como máximo cuatro horas, conservando así intactas todas sus propiedades y aromas. El conocimiento y saber hacer son los principales activos de esta bodega que cuida con gran esmero todo el proceso de elaboración de sus vinos.


La bodega de Javier Sanz también cuenta con un interesante centro de enoturismo, donde han rehabilitado la antigua casa familiar y el antiguo lagar como centro de recepción y museo, y en donde se puede aprender de primera mano los métodos y procesos de elaboración tradicionales y por supuesto, catar todos los vinos de la bodega.


Además del mercado nacional, que supone un 70% de las ventas, Javier Sanz Viticultor se ha posicionado en mercados internacionales, y está presente en la mayor parte de Europa, América y Asia, entre otros.


 


Filosofía de trabajo


Buena parte de la filosofía de trabajo de Javier Sanz se centra en el viñedo, su mejor activo. Los viñedos de Javier Sanz se distribuyen en un mosaico de parcelas, fincas y pagos, todos ellos en el municipio vallisoletano de La Seca, a una altitud de 700 metros. La variedad protagonista es la Verdejo, autóctona de Rueda, a la que Javier Sanz Viticultor ha sumado otras variedades gracias a una intensa labor de investigación y recuperación. Una de las variedades en desuso fue la Verdejo Malcorta, donde la dificultad de su vendimia la condenó al olvido. El Verdejo Malcorta es hoy un clon autóctono donde su pámpano es muy leñoso y se cortaba mal -de ahí su nombre "mal-corta"- y también por dar menor rendimiento que la Verdejo convencional. Javier Sanz, dentro de uno de sus viñedos, conservaba varias cepas de este clon y decidió hace unos años reproducirlos y efectuar pruebas para conseguir un Verdejo diferente a cualquier otro del mercado. Los resultados fueron tan buenos que comenzó a realizar injertos en plantaciones nuevas hasta reproducir la Verdejo Malcorta en 5 hectáreas y alcanzar una producción inicial de 10.000 botellas que salen al mercado tras un largo proceso de investigación y un montón de microvinificaciones desde hace más de siete años.


En 1863 se registró por primera vez el viñedo familiar de El Pago de Saltamontes, de 2,27 hectáreas, supervivientes a la filoxera, pero entre las cepas centenarias de Verdejo se encuentra una insólita cepa tinta, de genética única y desconocida, que Javier llama Colorado, y de la cual elabora su vino tinto de autor VColorado.


 


Los vinos de Javier Sanz Viticultor


La particular forma de entender la viticultura de Javier Sanz Viticultor se traduce en unos vinos exclusivos, con personalidad, y cuya finalidad es enlazar calidad con un estilo propio, de autor, sorprendente. Sus vinos resumen la tradición familiar viticultora, los nuevos avances en enología y una especial relación entre el viticultor y la vid. En la actualidad elaboran ocho vinos distribuidos en dos líneas: Javier Sanz Viticultor y la Colección V con vinos de autor. Los siguientes son los vinos de Javier Sanz:


Javier Sanz Verdejo es un varietal procedente de los viñedos más antiguos de La Seca, y son el resultado de la selección más personal de Javier Sanz. Se trata de 45 hectáreas de más de 40 años de edad, donde la vendimia es mecánica y nocturna, y se lleva a cabo con despalilladora integrada en su momento óptimo de maduración. Durante el proceso de fermentación se sigue un riguroso control de la temperatura con el objetivo de conservar al máximo las características aromáticas de este vino. Criomaceración, mosto clarificado por gravedad durante un día y criado con sus propias lías durante meses antes del embotellado. Sus frescos aromas recuerdan al pomelo dulce y la piña y muestran ligeras notas de anís e hinojo.


Javierz Sanz Sauvignon Blanc es un monovarietal de Sauvignon Blanc que se trajo hace más de 40 años a la zona, desde Francia. Las cepas están ubicadas en el Paraje del Camino Real y, por sus características, tanto el tipo de racimo, como de vid, se adaptó de manera excepcional a los terruños terruños pedregosos.  La vendimia se realiza mecánicamente, por la noche y con despalilladora integrada en su momento óptimo de maduración. La elaboración es meticulosa, con una criomaceración, mosto clarificado por gravedad durante un día. Fermentación a temperatura inferior a 15ºC en depósito de acero inoxidable. Ofrece los característicos aromas varietales como la lima, la hierba y las flores blancas. También muestra notas de fruta tropical, como la piña y la fruta de la pasión. En boca, muestra una acidez que aumenta la sensación de frescor y acentúa sus sabores cítricos y tropicales.


Javier Sanz Verdejo Fermentado en Barrica está elaborado exclusivamente de una cuidada selección de uvaVverdejo procedente de nuestra finca Fuente de los Vaqueros en La Seca, con 50 años de edad. La vendimia se realiza de forma mecánica y por la noche para mantener la temperatura y la fermentación tiene lugar en barrica de roble francés, permaneciendo en la misma durante un periodo de seis meses. Después pasa a botella donde permanece al menos otros 12 meses. En nariz es elegante. Se encuentran aromas de heno, fruta madura, flores y tierra seca. Una barrica bien integrada, con un recuerdo de frutas que recuerdan al melocotón, nectarina y orejón. En boca es amplio, sabroso, graso donde los minerales, la barrica y un pequeño resto de azúcar residual aparecen bien marcados en el paladar dejando un paso muy agradable en boca, con notas herbáceas, refrescantes y puntas cítricas.


Javier Sanz Semidulce se elabora con uvas Verdejo procedente de los viñedos de la familia de más de 15 años de antigüedad situados en La Seca. Maceración prefermentativa y fermentación alcohólica a temperatura controlada por debajo de los 15 grados, donde los azúcares naturales de la uva se mantienen al detener la fermentación de forma controlada para obtener el equilibrio adecuado de azúcar y acidez tan característico de este vino.


Suave, fácil de beber y refrescante al mismo tiempo. Muy agradable en boca, con un ligero dulzor y sabores a uva, combinados con una acidez suave y equilibrada.


VMalcorta se elabora con Verdejo Malcorta con una edad de 7 años y solamente se elaboran 8.000 botellas. La fermentación tiene lugar a una temperatura menor de 15 grados, lo que permite que el proceso sea más lento y se conserven al máximo los aromas frutales de la variedad. En nariz muestra aromas muy limpios e intensos, donde destacan los aromas cítricos, a flores blancas, frutas de hueso, con suaves notas minerales. En boca destaca su marcada acidez, que acentúa su carácter fresco y vivaz, con una gran persistencia.


V1863 Sobre Lías está elaborado con las uvas del Pago de Saltamontes, registrado en 1863, un viñedo prefiloxérico con  más de 150 años de vida, y su producción es limitada, alrededor de 3.000 botellas, dependiendo de la añada. Este vino tan especial está durmiendo en sus lías durante cuatro meses. Su nariz recuerda a la piel de naranja confitada, la masa de pan, con reminiscencias de hinojo y hierbas aromáticas. Es excepcionalmente suave y cremoso en el paladar, con una acidez moderada y un final largo y agradable. La crianza sobre lías aporta a este vino una cremosidad exquisita y una suave sensación en boca.


VColorado el único tinto de la bodega que se elabora con unas cepas que Javier Sanz descubrió en El Pago de Saltamontes, y que llamó Colorado. La colorado es una variedad genuina ya por su ampeología y además es una planta de gran vigor y dificultad de granado, con producciones de gran calidad pero bajo rendimiento, por lo que exige un continuo mimo en el viñedo.


Tras años de injertos para reproducir la única planta original de esta variedad desaparecida, la colorado se asienta en los viñedos familiares de La Seca. Esta variedad tardía en su maduración se vendimia a mano con selección de los racimos en el viñedo. La vendimia despalillada se introduce en una barrica de roble francés a la que se le ha desmontado el fondo, donde realiza la fermentación alcohólica con bazuqueo diario. Después se prensa suavemente la pasta, se monta de nuevo la barrica y se introduce el vino donde realiza la fermentación maloláctica. Tras diez meses en barrica, el vino es filtrado y embotellado y pasa a crianza en botella al menos diez meses. En nariz es un vino complejo que evoluciona mostrando una gran diversidad aromática. Especiado, balsámico, ofrece notas de monte bajo, siempre con un fondo nítido de fruta (mora, frambuesa y ciruela). Sorprende por la gran personalidad y amplitud de sus registros aromáticos. En boca es sabroso, fresco, con una agradable acidez, que destaca sobre todo por su posgusto muy sabroso y su extraordinaria persistencia.


VDulce de Invierno nace de un coupage  de Verdejo y Moscatel. Su dulzor y sus tonos ambarinos son el resultado de tres fases de compleja elaboración: la congelación de la uva, el secado natural en un sobrado sombrío y la vendimia tardía. Después de esta ardua gestación, reposa ocho meses en barrica de roble francés. En nariz refleja una increíble variedad de aromas a orejones, higos, piel de naranja. En boca resulta definitivamente dulce, con un cuerpo amplio y sedoso que recubre el paladar de dulzor y de una acidez elegante y equilibrada, con un recuerdo sutil de madera.

Vinos destacados de Javier Sanz:

  • Javier Sanz Verdejo 2015

    Vino blanco Joven. Capacidad: 75 cl. Bodega: Javier Sanz. Zona de elaboración: Rueda. Uvas utilizadas en este vino: Verdejo.

    • Peñin 92
    7,80 IVA inc.
    6x
    7,40 €/u
    Unidades
    Comprar
    ¡Disponible sólo en Internet!
    Javier Sanz Verdejo 2015

    Vino blanco Joven. Capacidad: 75 cl. Bodega: Javier Sanz. Zona de elaboración: Rueda. Uvas utilizadas en este vino: Verdejo.

    • Peñin: 92
    7,80 IVA inc.
    6x
    7,40 €/u
    ¡Disponible sólo en Internet!
  • Javier Sanz Sauvignon Blanc 2015

    Vino blanco Joven. Capacidad: 75 cl. Bodega: Javier Sanz. Zona de elaboración: Rueda. Uvas utilizadas en este vino: Sauvignon Blanc.

    7,70 IVA inc.
    6x
    7,35 €/u
    Unidades
    Comprar
    ¡Disponible sólo en Internet!
    Javier Sanz Sauvignon Blanc 2015

    Vino blanco Joven. Capacidad: 75 cl. Bodega: Javier Sanz. Zona de elaboración: Rueda. Uvas utilizadas en este vino: Sauvignon Blanc.

    7,70 IVA inc.
    6x
    7,35 €/u
    ¡Disponible sólo en Internet!
Recibe nuestro newsletter

Recibe ofertas exclusivas, novedades y noticias del mundo del vino. Suscríbete ahora a nuestro newsletter y ¡recibirás un descuento de 5€ inmediato para tu primera compra!

Recibe nuestro newsletter.
4.6/5.00 de 557 opiniones de clientes
Síguenos en
Loading...