Vinho Verde, una DOC de lo más fresca

Aunque pienses que se trata de un vino de color verde, en realidad Vinho Verde es una Denominación de Origen Controlada ubicada en el noroeste de Portugal conocida por sus vinos jóvenes, frescos y de acidez punzante.

Seguramente más de una vez has oído hablar de Vinho Verde. Pero realmente ¿sabes en qué consiste? Contrariamente a lo que parece, Vinho Verde no se trata ni de un tipo de uva, ni de un color de vino. En realidad, tras esta clase de vino aromático, ligero, fresco y con poco alcohol, hay mucho más.

vinho verde

7 características de Vinho Verde

1- Made in Portugal

Vinho Verde, traducido como vino verde, es el nombre que recibe una Denominación de Origen Controlada que se creó en 1984 para designar los vinos portugueses que se producen a lo largo de toda la Costa Verde, concretamente, en la zona delimitada entre el Valle de Cambra y el río Miño, al noroeste del país. Se trata de una región vinícola dominada por el Atlántico que, tanto por su clima como por sus características geográficas, es ideal para la elaboración de vinos blancos, rosados, tintos, espumosos e, incluso, destilados. Sin embargo, por lo que es famosa principalmente esta DOC es por su vino blanco, seco, vivo y joven.

2- Frescura atlántica 

Si por algo destacan los vinos de la DOC Vinho Verde es por su alta acidez, componente imprescindible para conseguir la frescura y ligereza tan típica en estos vinos portugueses. Otra cosa es el sabor, que lo determina la variedad de uva que se utiliza para su elaboración. En los blancos usualmente se recurre a la alvarinho, loureiro, arinto, trajadura, avesso y azal. En los tintos se tira de binhao, borraçal y amaral y en los rosados las cepas autóctonas espadeiro y padeiro son las más utilizadas. Todas ellas son variedades locales que, gracias al clima atlántico, aseguran un nivel adecuado entre acidez y azúcar para su vinificación.

3- Un punto de chispa

Otra característica que se puede encontrar en los vinos de esta denominación lusa es la presencia de carbónico. Algunos productores elaboran el vino con una fermentación maloláctica en la botella misma. Como consecuencia se desprende un gas carbónico natural que otorga un elemento chispeante al vino, razón por la cual su embotellamiento se hace en botellas oscuras u opacas para evitar así mostrar el aspecto turbio que presenta. Sin embargo, no todo los elaboradores de esta denominación siguen esta práctica, solamente los que buscan un punto de aguja en el vino. 

4- Joven pero maduro

Llegados a este punto, esperamos que haya quedado claro que Vinho Verde no es ni una variedad de uva, ni su nombre hace referencia al color del vino. En realidad el origen de su apelativo trae mucha controversia. Y es que, mientras que para algunos el nombre viene dado por la frondosa vegetación de la zona, para otros describe la recomendación de tomar este tipo de vino joven y fresco. Por último, hay quien opina que Vinho Verde se refiere a su corta madurez. Sin embargo, esto no significa que la uva no esté ni mucho menos madura, simplemente que, al contrario de otras denominaciones que dejan sobremadurar la baya para obtener el máximo de azúcar, los elaboradores de la DOC Vinho Verde vendimian en el momento justo. 

5- Bajo en alcohol

El clima atlántico, caracterizado por sus suaves temperaturas, es ideal para elaborar un vino con una buena acidez y, al mismo tiempo, con una baja graduación alcohólica. Peculiaridad que lo convierte en un vino fácil de beber, idóneo para tomar en frío y, sobre todo, en días de calor. Sin embargo, no todos los vinos de esta región portuguesa contienen la misma graduación, todo depende de la variedad y la subregión donde crecen. Por lo general, mientras los vinos blancos oscilan entre el 8,5 y 11%  vol. de alcohol, podemos encontrar tintos y rosados con una graduación alcohólica algo más elevada, entre 11 y 14% vol. de alcohol. 

6- Buena relación calidad/precio

Teniendo en cuenta que la DOC Vinho Verde se divide en diferentes sub-regiones: Amarante, Ave, Baião, Basto, Cávado, Lima, Monção, Paiva y Sousa, lo cierto es que son vinos que guardan una muy buena relación calidad/precio. Y de ahí su gran éxito. En la actualidad 22.000 viticultores trabajan alrededor de 21.000 hectáreas de viña para elaborar anualmente más de 85 millones de litros. Una producción de la que no solamente disfruta el país luso. Lo cierto es que las cualidades únicas de este tipo de vino no pasan desapercibidas en el resto del mundo y es que son ideales para el cliente que no quiere vinos con mucho alcohol ni demasiado caros. Por algo será que, tras el vino de Oporto, es el vino más exportado de Portugal.

7- Para aperitivos y mucho más

Jóvenes, punzantes y de lo más refrescantes, los vinos de Vinho Verde son los compañeros perfectos para aperitivos de todo tipo. Igualmente, al tener baja graduación y menos calorías, maridan con cualquier clase de comida ligera como pueden ser las ensaladas, tapas, platos vegetarianos, mariscos, sushi o carnes blancas. No obstante, que sea un vino fácil de beber no significa que se trate de un vino poco interesante. Y es que tras un sorbo de tal ligereza, se esconden capas muy sugerentes de mineralidad otorgadas por los suelos graníticos de la región. En conclusión, se trata de un vino de lo más versátil en consonancia al estilo de vida actual. 

Ahora que ya sabes un poquito más sobre la Denominación de Origen Controlada Vinho Verde y sus vinos, date una vuelta por Decántalo y elige los que más te apetezcan. Estamos seguros de que te encantarán…

Acerca de Decántalo

Somos la tienda con el mejor catálogo online de vino español. Buscamos constantemente las últimas novedades, las botellas más especiales para que disfrutemos juntos del apasionante mundo del vino. ¿Compartes nuestra pasión por el vino?
Esta entrada fue publicada en Zonas de elaboración and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario