Vinos para maridar con postres

Ni café, ni te. En Decántalo lo tenemos claro: El mejor maridaje de un buen postre, no puede ser otro que un vino a la altura de la ocasión. Vinos dulces, o no tan dulces, pensados específicamente para acompañar harmónicamente el colofón final de un buen festín.

Para ayudarte a elegir el vino ideal en función del postre que vayas a disfrutar, en Decántalo hemos preparado una pequeña guía de maridajes dulces, que esperamos que te sea de utilidad. ¡Comenzamos!

vino-postreUna gran combinación. Imagen por Matt Weibo (CC BY-NC 2.0)

En primer lugar, merece la pena plantear una simple regla general que deberás tener clara en el momento que te propongas a elegir el mejor maridaje de vino y postre. Y es que existen tres factores clave a tener en cuenta:

Acidez: Los vinos más ácidos y refrescantes casarán mejor con postres más frescos.

Intensidad: Cuanto más intensos sean los sabores del postre, más potencia y cuerpo necesitará nuestro vino.

Dulzor: Es necesaria una correlación entre la dulzura del plato y la del vino. Lógicamente, los postres más dulces precisarán de vinos más densos en azúcares. Como regla general, el vino deberá ser al menos tan dulce como el plato para lograr una buena harmonía.

Para ayudarte a fijar estos conceptos, hemos preparado cuatro ideas de maridaje de postre en función de algunas de las principales categorías de postre existentes. No te las pierdas:

Maridaje de frutas y vino: La fruta representa el paradigma de postre fresco y de dulzor contenido. Para el maridaje de este tipo de postres, te recomendamos vinos de perfil seco, con una alta acidez y frescor a raudales. No nos imaginamos un mejor aliado que un buen Cava Brut del Penedés, como por ejemplo Agustí Torelló Mata Reserva Brut 2011. Haz la prueba.

Maridaje de postres cremosos: Cremas brûlée, tartas de frutas, pasteles de queso… Este tipo de postres agradecerán vinos ligeros, de dulzor presente, que no excesivo, grasos, con buena frescura, y amplitud. Nos imaginamos maridando este tipo de platos con vinos blancos de vendimia tardía, como Chivite Colección 125 Vendimia Tardía 2010, o Cavas de Postre, como Llopart Néctar Terrenal. ¡Fantástico!

Maridaje de postres especiados: Tartas de manzana, buñuelos, galletas de jengibre… Este tipo de postres precisan de vinos dulces algo más intensos que en los casos anteriores. Para el maridaje de este tipo de platos, optaríamos por creams jerezanos, de buena dulzura y rebosantes de matices, como Maestro Sierra Cream Dulce, un vino elegante y muy seductor. ¡Te sorprenderá!

Maridaje de postres de chocolate: El chocolate tiene tanta personalidad que a menudo es difícil de maridar. Precisa de acompañamientos con mucha personalidad, como vinos fortificados con mucha solera, o vinos tintos dulces muy especiales. Y ésta es precisamente nuestra propuesta: Pansal del Calàs 2010, un formidable vino dulce natural elaborado a partir de Ganracha y Cariñena, de dulzor moderado, expresivo, diferente y rebosante de personalidad.

No te lo pienses y anímate a disfrutar de estas recomendaciones. ¡Te van a encantar!

Acerca de Decántalo

Somos la tienda con el mejor catálogo online de vino español. Buscamos constantemente las últimas novedades, las botellas más especiales para que disfrutemos juntos del apasionante mundo del vino. ¿Compartes nuestra pasión por el vino?
Esta entrada fue publicada en Ocasiones especiales and tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario