Maridajes de Cava y pescado

A estas alturas, ya nadie se sorprenderá si afirmamos que nuestros cavas y vinos espumosos ocupan un puesto de privilegio entre los vinos más versátiles del mundo. Y es que no hay demasiados vinos capaces de provocar maridajes satisfactorios con platos tan dispares, desde el marisco más fino, a las carnes más contundentes.

En el artículo de hoy nos centraremos en el maridaje de cavas con pescados y mariscos. ¿Te apetece descubrir qué cava le va mejor a cada fruto del mar? Pues presta atención, ¡porque comenzamos!

cava-y-pescadoBurbujas rompiendo al llegar a la copa. Imagen por cyclonebill (CC BY-SA 2.0)

El maridaje de cava y pescado debe entenderse siempre en términos de equilibrio entre salinidad-dulzor, grasa-frescura, y ligereza-estructura. Jugando con estas variables podremos elegir maridajes más armónicos o más de contraste entre cava y plato.

Para ayudarte a calibrar estas variables, hemos preparado algunas ideas de maridaje para algunas de las principales clases de pescado. Toma nota:

Maridaje de cavas y marisco: El cava ayuda a reforzar el sabor y la intensidad aromática de los mariscos. Si se nos presentan mariscos con un punto de sal más subido, como por ejemplo unas gambas rojas a la plancha, un buen Cava Brut Reserva, nos aportará una frescura y un sutil punto de dulzor que le irá muy bien al plato. Si este es tu caso, no dejes de probar Raventós i Blanc L’Hereu 2012. Te gustará.

Mención aparte merece el maridaje de cava con ostras, posiblemente una de las combinaciones más placenteras del planeta. En este caso, nuestras preferencias pasarían por Cavas Brut Nature Gran Reserva. Espumosos secos, estructurados, ricos en matices y a ser posible con cierta  mineralidad que complemente el yodado de la ostra. Nuestra recomendación personal: Juvé & Camps Reserva de la Familia 2011, un magnífico espumoso, premiado como el Mejor Cava de España 2014 por los consumidores españoles.

Maridaje de cavas y pescados blancos: El pescado blanco, como el rodaballo, el rape, o el lenguado, es muy magro, de textura delicada y sabor muy fino. Para el maridaje de cava con pescados blancos, nos hemos decantado por Cavas Brut Nature sin notas de reserva demasiado marcadas, como por ejemplo Llopart Integral Brut Nature 2012. Un cava muy sutil en aromas, muy fresco y seco, que ayuda a potenciar el sabor del pescado sin enmascararlo.

Maridaje de cavas y pescado azul: El pescado azul, como el atún o el pez espada, es un acompañamiento ideal del cava, puesto que el carbónico ayuda a despejar la sensación grasa en boca. Para un maridaje perfecto, os aconsejaríamos decantaros por cavas untuosos y estructurados, como el magnífico Gramona Imperial Gran Reserva Brut 2008. Una gozada.

No queríamos concluir sin aprovechar la oportunidad de destacar los cavas y espumosos rosados como acompañamiento perfecto para todo tipo de pescados ahumados. Prueba a maridar un buen lomo de salmón ahumado con, por ejemplo, Tantum Ergo Brut Nature Pinot Noir Rosado 2012. ¡El resultado es sorprendente!

Estas son solo algunas ideas, ¡aunque las opciones son muchísimas! ¿Cuál es tu maridaje de pescado y cava favorito?

Acerca de Decántalo

Somos la tienda con el mejor catálogo online de vino español. Buscamos constantemente las últimas novedades, las botellas más especiales para que disfrutemos juntos del apasionante mundo del vino. ¿Compartes nuestra pasión por el vino?
Esta entrada fue publicada en Ocasiones especiales and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario