Nuevas puntuaciones Parker para Cataluña

En la última puntuación Parker, Luis Gutiérrez ha analizado los vinos catalanes en tres artículos diferentes: Priorat, resto de DOs catalanas y Cava.

priorat

Comenzaremos comentando el primer artículo, dedicado al Priorat, una de las regiones que mejor progresión ha tenido según Luis. La magia, el único 100 puntos otorgado, ha sido para Clos Erasmus 2013, una añada sin precedentes en el Priorat por su equilibrio y frescura. Entre los mejores puntuados siguen estando Clos Mogador 2013, con 98 puntos (uno de los mejores situados en cuanto a RCP), y los ya clásicos L´Ermita 2014 y los parcelarios de Terroir al Limit. Como entrada destacada en el olimpo de los grandes vinos de Priorat se sitúa Nit de nit 2014 con 96 puntos.

Además, la publicación destaca la gran progresión de la bodega Mas d’en Gil de la mano de Marta Rovira. La descendiente de esta familia de viticultores ha tomado las riendas de la bodega y le está dando una vuelta de tuerca tanto a la viña como a la elaboración de los vinos. Ha vuelto a los orígenes, a la técnica antigua de vinificar en fudres y barricas más grandes y con menos madera nueva. Su Clos Fontà 2011, 94 puntos, o su Belmunt 2013, 91 puntos, son un ejemplo de su buen hacer.

Otro tema destacado es el mapa en 3D que están elaborando en la región, similar al de Barolo en Italia. Éste demuestra la apuesta clara por la valorización del paraje y la diversidad del territorio, dando a conocer las muchas orientaciones y altitudes que dan como resultado vinos diversos y singulares dentro de la misma DO. La apuesta es clara, por ello comenzarán en breve a catalogar los vinos en base a una pirámide, desde los vinos de pueblo hasta los vinos de paraje.

 

Luis Gutiérrez percibe el resto de Cataluña de una manera desigual; en las regiones del Penedés y Montsant ve un atisbo de evolución hacia los vinos con personalidad. Por otro lado, el resto de regiones las ve ancladas en el pasado, sin ningún guiño al futuro, con sobre maduraciones, mucha madera nueva y con variedades mejorantes foráneas.

En el Empordà destaca como referencia y camino a seguir a Vinyes d’Olivardots.

Por lo que respecta a Costers del Segre existe un nombre propio, Raul Bobet y su bodega Castell d’Encús. Sus viñas plantadas en altitud en el Pallars y Vall Fosca y sus elaboraciones tradicionales le otorgan la distinción de Luis Gutiérrez, nombrando al Thalarn 2015, 95 puntos, como el mejor Syrah de la península.

Montsant tiene dos bodegas y viñadores relevantes dentro de esta publicación. Uno es Joan Asens en Orto Vins y, los otros, Rene Barbier hijo y Sara Pérez con Venus la Universal. De la primera, destaca Les Tallades de Can Nicolau, 94 puntos, una Picapoll negre procedente de una viña vieja plantada por su abuelo, con una personalidad y sutileza enormes. De la segunda, el recién salido Venus Blanc, plantado con la variedad autóctona Cartoixa y elaborado sin ningún tipo de aditivos, lo posiciona con 94 puntos. También el Dido tinto, 92 puntos, ha obtenido una buena valoración. Como vino icono se posiciona Espectacle 2013 con 96 puntos.

Del Penedés recalca el movimiento de gente joven y de vinos naturales que existe en la DO, lo que hace replantearse las bases de los productores tradicionales de la zona. Alemany i Corrio con su Sot Lefriec, 94 puntos, y Principia Mathematica 2015, 91 puntos. Amós Bañeres con sus vinos naturales Vinya Oculta 2013, 92 puntos, y Missatge en una Ampolla 2015, 91 puntos. Mas Candí con Quatre Xarellos 2014, 91 puntos, y su vino natural Cabòries 2015 con la misma puntuación.

 

La DO Cava es la última analizada y la peor calificada. Según Luís, no existen proyectos jóvenes enérgicos y sólo recalca cinco bodegas interesantes: Gramona, Loxarel, Mestres, Recaredo y Raventos i Blanc que básicamente se diferencian del resto por elaborar cavas poniendo especial atención al viñedo, poniendo especial énfasis en el cuidado del mismo. Destaca, además, la imagen de baja calidad respecto al Cava debido a los vinos mediocres que se han vendido a precios bajos y recalca el mal enfoque que se está dando con el cava de paraje. Gutiérrez considera que es necesario arreglar la base de la pirámide y no la punta, debido a que los grandes cavas están bien diferenciados.

Turó d’en Mota 2005 sigue siendo el top con 95 puntos, este cava de finca obtiene la máxima distinción en la DO y le sigue su Reserva particular 2015, 94 puntos. Otro cava de finca le sigue la estela de una gran bodega como es Raventos i Blanc, es el Manuel Raventós Negra 2010 con 94 puntos. Loxarel 109 2005 , el espumoso que está dentro de Clàssic Penedés obtiene 93 puntos y Gramona y su Celler Batlle 2006, 93 puntos.

 

Acerca de Decántalo

Somos la tienda con el mejor catálogo online de vino español. Buscamos constantemente las últimas novedades, las botellas más especiales para que disfrutemos juntos del apasionante mundo del vino. ¿Compartes nuestra pasión por el vino?
Esta entrada fue publicada en Parker and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario