Un paseo por Clos Mogador junto con René Barbier Jr

rb04

El pasado sábado, a las 12 de la mañana, quedamos en Clos Mogador (Gratallops) con René Barbier Jr. Una de esas visitas que te genera cosquillas en la barriga porque desde nuestros comienzos en el mundo del vino ha sido un referente en cuanto a bodega y zona vitivinícola.

Rene se presenta puntual con una gran sonrisa, nos saluda y nos invita a subir en su furgoneta para llevarnos directamente a la viña.

Mientras conduce por los caminos de Gratallops, nos va explicando la historia familiar. Los inicios, en 1979, fecha en que su padre llegó al Priorat; 1986, cuando se crea Clos Mogador; y 1989, cuando se reúnen con otros viñadores con la intención de revalorizar la zona. Todos sabemos ya la historia. Apostaron por las variedades autóctonas, Garnacha y Cariñena, aunque también plantaron variedades mejorantes como Syrah y una uva que aportaba al vino nervio y capacidad de guarda, la Cabernet Sauvignon. Y aplicaron técnicas de vinificación de la escuela bordelesa, (consistentes en largas maceraciones y crianzas en barricas de 225 litros para afinar los vinos). Con el paso de los años los resultados obtenidos  fueron modificando la visión del terroir del Priorat.

En 1999, René Barbier Jr. empieza a trabajar con su padre. Progresivamente, junto a su hermano, han ido impregnando Clos Mogador de su propia visión del viñedo, así como  incorporando nuevas técnicas a la elaboración. Mientras nos explica, se nota perfectamente lo  que le motivaba: viñas entre olivos y almendros, cubiertas vegetales, más biodiversidad  y un convencimiento de que el policultivo será el futuro.

Nos enfilamos hacia las laderas más expuestas al calor, dónde podemos apreciar como la vegetación cambia notablemente. Aquí nos habla de la Cariñera, una variedad que le emociona. Nos explica como ésta ha demostrado a lo largo de los años una gran capacidad de adaptación a un territorio tan extremo y un alto poder de envejecimiento.
rb02

Llegamos a Manyetes, viña plantada en tres parcelas divididas, cultivada con Cariñena en su mayoría y algo de Garnacha de diferentes edades. Una preciosa finca en el que se pueden divisar media docena de olivos en la cuenca de un pequeño riachuelo.

rb01

Seguimos el serpenteante camino por las laderas de pizarra donde se aprecia las condiciones extremas en las que se encuentran los viñedos. Pasamos por otra de sus iniciativas, La Vinya Del Vuit, proyecto que inició junto con 8 amigos en el año 2001. Tres hectáreas de Cariñena de las que elaboran unas 2000 botellas en función de la añada.
rb03

Hasta que llegamos a Clos Mogador, un impresionante anfiteatro de pizarra de 24 hectáreas donde su padre comenzó a materializar los sueños. El trabajo que están realizando los dos hermanos está focalizado en reavivar el suelo y crear cubierta vegetal. Su objetivo es no perder vigor en el viñedo y que la cubierta le proporcione humedad y así el equilibrio entre una buena maduración y el grado alcohólico no se dispare, problema bastante común en el Priorat.

Volviendo a la bodega pasamos por la casa ubicada en la zona baja del mismo Clos donde estuvo muchos años junto con sus padres, jugando, aprendiendo y trabajando en el paraje donde ahora crea los vinos.

Ya en bodega comenzamos a probar los diferentes vinos de Clos Mogador. Nelin 2016, todavía con algo de azúcar por fermentar, pero con bastante nervio. Le encantan los vinos blancos del Priorat, como los grandes borgoñas blancos del sur o los del Ródano. Fermenta en barrica ocho meses y después lo trasiega a una tina de acero inoxidable donde acaba de afinar.

Manyentes con un nervio descomunal y una rusticidad que enamora, esta Cariñena se está afinando en barricas usadas donde se le augura una larga vida por delante.

La filosofía del vino Clos Mogador es plasmar toda la finca y la añada en un vino. una cofermentanción de variedades a la cual intentan no añadir levaduras, ni sulfuroso en la fermentación para que el viñedo se pueda expresar libremente. Un vino que reúne todas las variedades y edades plantadas en el Clos, para elaborar este vino de finca.  Una añada 2016 concentrada, al estilo clásico del Priorat.

Bajamos a otra sala donde elabora vinos junto con su mujer Sara Pérez, Partida Bellvisos. Fudres, damajuanas, barricas de diferentes tamaños, en fin, una cantidad de depósitos con los que experimentar probar y afinar los vinos año tras año. Los vinos se elaboran sin añadir ningún producto enológico. Quedará en la memoria ese vino rosado que están elaborando.

Después de toda la mañana en Clos Mogador se alargó un poco más el día en Venus la Universal (Montsant) junto con Sara Pérez y unos amigos. Probando vinos, comiendo y compartiendo.

Un gran día, donde quedo constatado que están con las mismas ganas de seguir aprendiendo y creando como la anterior generación, en este confín especial del planeta que es el Priorat y los vinos del Priorat.

Acerca de Decántalo

Somos la tienda con el mejor catálogo online de vino español. Buscamos constantemente las últimas novedades, las botellas más especiales para que disfrutemos juntos del apasionante mundo del vino. ¿Compartes nuestra pasión por el vino?
Esta entrada fue publicada en Bodegas and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario