¿Tapón de corcho o tapón sintético y de rosca?

Tapón de corcho o tapón sintéticoDesde tiempos de la antigua Grecia el tapón de corcho y el vino han sido grandes compañeros de viaje. Pero es en el siglo XVII cuando la utilización del corcho se extiende. El monje benedictino Don Perignon tuvo la idea de utilizar tapones de corcho para las botellas de champagne, conseguía así evitar que la presión de la segunda fermentación expulsara los tapones de lana y lacre hasta entonces utilizados.

Siendo el Mediterráneo la zona natural de distribución geográfica del alcornoque, es natural que el corcho se instaure aquí como la mejor opción para el taponado de botellas de vino. Y más aún si añadimos que el corcho es el único material de esta zona que asegura la estanqueidad de las botellas, conserva las características del vino y respeta su evolución.

El corcho tiene sus inconvenientes. El más conocido el TCA, nombre de la molécula que confiere al vino olores a enmohecido y gusto a corcho. Es un material biológico, por lo tanto heterogéneo, por lo que existe variabilidad en los tapones. Además es un material escaso, de difícil y larga producción y por lo tanto de elevado precio.

Últimamente han entrado en escena los tapones sintéticos y los de rosca. Estos están totalmente exentos del TCA, son más económicos y permiten la posibilidad de almacenaje vertical de las botellas lo que supone menos maquinaria. También tienen
sus inconvenientes; sabor artificial tanto a plástico como a metal, limitaciones a la evolución natural del vino y sobretodo la difícil aceptación entre los consumidores tradicionales que asocian estos nuevos tapones a vinos de baja calidad.

Para vinos de rápida rotación, digamos vino tinto joven -así como blancos y rosados-, para los cuales el tiempo transcurrido entre el embotellado y el consumo sea corto, los nuevos tapones pueden ser una buena opción. No así para los vinos de crianza, como un vino tinto reserva o gran reserva, a los que el embotellado con tapón de corcho permite “respirar” y conseguir así la evolución que se desea.

¿En qué casos habéis encontrado cada tipo vosotros?

Esta entrada fue publicada en Vino joven, Vino reserva, Vino tinto and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario