Vinos de Rioja de corte clásico

Rioja, además de ser la denominación de origen más internacionalmente reconocida de España, es también una de regiones vinícolas que nos ofrece mayor variedad de estilos y perfiles de vino. Aunque si algo caracteriza esta denominación, y la hace mundialmente reconocible, es sin duda su histórica capacidad de elaborar vinos de larga crianza.

Un estilo de vino a menudo difícil de comprender por el gran público, que motivó que a mediados de los años 90 los bodegueros riojanos comenzaran a elaborar vinos más comerciales y afines a los gustos internacionales, a menudo asociados a los criterios de las grandes guías de vino. Este hecho, motivó que los vinos de Rioja comenzaran a agruparse en vinos de estilo clásico y moderno.

tondoniaViña Tondonia, clasicismo riojano en estado puro. Imagen por Neil Hamilton (CC BY 2.0)

En el artículo de hoy nos apetece viajar a la Rioja más tradicional, destacando las cualidades y características de los conocidos como vinos de Rioja de perfil clásico. ¿Te apetece acompañarnos?

Como decíamos al principio, la principal característica de los vinos clásicos riojanos son sus largas crianzas en barrica americana usada. Se trata de vinos con una excelente acidez, y no demasiada extracción, capaces de mejorar durante décadas en botella.

En copa presentan matices de color muy evolucionados, llegando hasta tonos anaranjados, y capa poco cubierta.

La nariz resta protagonismo a la fruta, dando énfasis a los aromas terciarios, como las maderas nobles, las especias, humo, cuero, chocolate, desván… Una amplísima gama olfativa que convierte a estos vinos en una auténtica gozada.

Finalmente, en boca, se presentan muy poco tánicos, sedosos, suaves y fáciles de beber.

¿Te apetece descubrir algunos grandes vinos riojanos de perfil clásico? Ahí van unas recomendaciones:

Viña Tondonia Reserva 2003. Hablar de vinos clásicos riojanos significa hablar de la bodega López de Heredia. Una bodega que no ha cambiado un ápice su método de elaboración desde 1877, año de su fundación. Nariz intensa, expresiva, en el que la fruta roja, licorosa, da lugar a un fantástico abanico de aromas especiados, tabacos, cueros… En boca se presenta sabroso, cremoso, amplio. ¡Magnífico!

Viña Ardanza Reserva 2005. Uno de los abanderados de la Rioja más clásica, que ha sido capaz de conquistar al gran público internacional. Buena muestra de ello es que Viña Ardanza se erigió como el mejor vino del mundo según Wine Spectator en 2013. Todo un clásico para ser disfrutado poco a poco, disfrutando de su evolución en copa.

Castillo Ygay Gran Reserva Especial 2005. Y finalmente, una maravilla de Bodegas Marqués de Murrieta. Uno de los grandes vinos clásicos de Rioja de todos los tiempos. Elegancia por los cuatros costados.

¿A qués esperas para disfrutarlos? ¡Te van a encantar!

Esta entrada fue publicada en Rioja and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario